· 

¿Como comer la fruta?

 

Pensaras que es una pregunta obvia, podrías decir, pues solo hay que desinfectarla, te sorprenderás con la información que a continuación pongo a tu disposición.

 

                        El alimento más importante que se puede aportar al cuerpo humano y al cual nuestra especie esta biológicamente adaptada es la fruta. Es la que tiene mayor contenido de agua. Cualquier fruta es, en una proporción de entre un 80 y un 90 por ciento, agua, agua que limpia y vivifica. Además contiene  las vitaminas, minerales, carbohidratos, aminoácidos y ácidos grasos que el cuerpo humano necesita.   

 

                         Cuando se la consume correctamente, aporta tantos beneficios que por su naturaleza misma da oportunidad al cuerpo para que se libere de  los desechos tóxicos que acumula el cuerpo Esta limpieza favorece la vida en todos sus aspectos, y permite al cuerpo funcionar con el máximo de eficiencia. Una de las principales funciones que desempeña la fruta  la de procurar un descanso al aparato digestivo, con lo cual se libera energía que puede ser utilizada para la desintoxicación, la reparación y la pérdida de peso.

 

                        El cerebro no puede funcionar con ningún otro combustible que no sea glucosa (azúcar). La fruta es glucosa en el cuerpo. Su digestión, absorción y asimilación solo exigen una mínima fracción de la energía que se necesita para descomponer otros alimentos, que pueden pasar en el estómago un tiempo que va de una hora y media a cuatro horas (y eso, sólo si lo que ha comido estaba adecuadamente combinado). Cuanto menos concentrados sean los alimentos, y mejor combinados estén, menos tiempo pasarán en el estómago. Cuanto más concentrados y peor combinados, más se demorarán en el estómago. El estómago es el lugar donde se produce el gasto inicial de energía.


¿QUÉ ES LO QUE CONSTITUYE UN CONSUMO CORRECTO DE LAS FRUTAS?

Un consumo correcto significa que nunca se la ha de comer como acompañamiento de ninguna otra cosa, ni inmediatamente después de comer otro alimento.  Es esencial, cuando se come fruta, comerla con el estómago vacío.

 

La fruta es el alimento más importante que podemos comer, pero si la comemos después de otras comidas, resultarán muchos problemas. Supongamos que se come uno un sándwich y después una porción de fruta, por ejemplo un trozo de melón. El melón puede pasar directamente, a través del estómago, a los intestinos, pero así se le impide que lo haga. Entretanto, toda la comida se pudre, fermenta y se acidifica. En el momento mismo en que la fruta entra en contacto con la comida que hay en el estómago y con los jugos digestivos, toda la masa de alimentos comienza a echarse a perder.

 

Cualquier proteína que haya en el estómago se pudre, cualquier carbohidrato fermenta. El contenido del estómago se acidifica, y corremos en busca de alguna medicina, porque nos sentimos mal Una vez en el interior del cuerpo, cualquier fruta se vuelve alcalina, si se la consume correctamente. De hecho, tanto la fruta como las verduras tienen la peculiar propiedad de neutralizar los ácidos que se  forman en  nuestro organismo


CONSIDERACIONES IMPORTANTES PARA  UN CORRECTO CONSUMO DE FRUTA

La primera consideración  se refiere  a que la  fruta que se ha de consumir sea cruda y fresca. Se trata de una condición sobre la cual jamás se insistirá demasiado. No se obtiene beneficio alguno de comer fruta que haya sido procesada o alterada de cualquier manera por el calor. Si consumes fruta procesada o cocida  puede ir  en detrimento del cuerpo, que solo es capaz de utilizar la fruta en su estado natural. Tanto las manzanas al horno como las frutas de lata, las salsas de fruta cocidas y los pasteles son dañinos, en cuanto no proporcionan al cuerpo sustancias que lo desintoxiquen ni que lo nutran, y producen en cambio toxinas y acidez; incluso es posible que lesionen las sensibles mucosas que recubren los órganos

 

La segunda consideración se refiere al tiempo que debe transcurrir desde que se ha comido cualquier otro alimento, antes de comer fruta. Mientras el estómago esté vacío, se puede comer toda la fruta que uno quiera y durante un período tan largo como se quiera, Así se dejará el margen de tiempo necesario para que la fruta haya salido del estómago. Los plátanos, los dátiles y las frutas secas necesitan de cuarenta y cinco minutos a una hora. Una vez que se ha comido cualquier otra cosa que no sea fruta, se ha de esperar por lo menos tres horas. Si se ha comido cualquier tipo de carne, por lo menos cuatro horas. Y esto se refiere solamente a alimentos consumidos de acuerdo con los principios de la combinación adecuada. En caso de haber comido una comida mal combinada, los alimentos permanecerán, probablemente, unas ocho horas en el estómago. Por consiguiente, durante todo ese tiempo no se debe consumir ninguna fruta ni zumo de fruta.


CUÁNTO SE HA DE ESPERAR PARA VOLVER A COMER FRUTA DESPUÉS DE HABER CONSUMIDO OTROS ALIMENTOS

 

  ALIMENTO      

TIEMPO DE ESPERA

Ensalada o verduras crudas

2 horas

Comida bien combinada, sin carne 

3 horas

Comida bien combinada, con carne  

4 horas

Cualquier comida mal combinada    

8 horas 


Hay gente que cree que consumir mucha fruta engorda; la única forma en que la fruta puede provocar alguna manifestación negativa es cuando se la altera mediante el calor o se la combina mal, es decir, cuando se la consume con cualquier otro alimento o inmediatamente después… La noche trae el momento más polémico en la ingesta de la fruta. Con la oscuridad la actividad física se reduce y el metabolismo se ralentiza. Y es que su contenido en fructosa, un tipo de azúcar natural, será convertido por el organismo en energía que si no es quemada tenderá a acumularse en forma de grasa: "Por la noche, el hígado es más efectivo para el almacenamiento de azúcares en forma de glucógeno. Cuando los depósitos de glucógeno están completos, el exceso de esos azúcares se transforma en triglicéridos",  Por esta razón, para aquellas personas que siguen "un plan de adelgazamiento no es recomendable sustituir la cena por fruta.

 

                       " La tendencia de muchas personas es pelar las  frutas que se pueden comer con la piel. No hay que olvidar que la fruta tiene como dos niveles diferentes que son la pulpa y la piel. Ambas partes contienen altas cantidades de vitaminas, que en muchos casos son diferentes. Por ello es necesario que no pelemos las frutas por sistema, sino que es recomendable consumirlas con la piel. "

 

                        Consumir siempre el mismo tipo de fruta no es nada recomendable. Es bueno que variemos, y más cuando disponemos en el mercado de gran variedad de tipos, colores, tamaños y sabores. Es importante que comamos fruta de todos los colores, ya que en cada ejemplar predominará un tipo determinado de vitaminas y nutrientes que nos serán de gran utilidad a la hora de mantener una salud de acero. Consumir frutas de temporada también es algo importante, pues en ese momento estarán en plenas facultades y con todas sus propiedades en perfecto estado, aportando más cantidad de beneficios a nuestro organismo.


CONOCE LOS CUATRO GRUPOS DE FRUTAS Las frutas se dividen en cuatro grupos que son:  Neutras, ácidas, semi-ácidas y dulces

·    Jamás debes mezclar las dulces con las ácidas porque afectan la química natural del estómago, teniendo como resultado diversos malestares como dolor de cabeza, indigestión, acidez, dolor estomacal, fermentación y diarrea, entre otros.

 

·    Las ácidas son excelentes para bajar los niveles de triglicéridos. La piña, toronja, naranja o manzana, son algunas pertenecientes a este grupo.

 

·   En el caso de las  semi-ácidas se encuentran el mango, la lima, fresa y el durazno. Su principal ventaja es que son ricas en proteínas de alto valor biológico.

 

·  Las dulces son ricas en vitaminas A, C, E complejo B12 y B15. Algunos ejemplos son el melón, papaya, uva y granada.

 

·   Por último, las neutras son las más ricas en proteínas, vitaminas, sales minerales y oligoelementos. Aquí se incluyen al aguacate, aceituna y cacahuate. No agregues otros ingredientes Aunque le den un buen sabor, evita agregar sal, chile o limón.

 

                       

 

Dejo los siguientes enlaces y además en esta ocasión te recomiendo leer el libro “La antidieta” de los autores Harvey y Marilyn Diamond de la editorial Urano, este libro es excelente pues habla acerca de cómo y cuándo comer. 

 

https://acuarela.wordpress.com/2010/11/26/el-principio-del-correcto-consumo-de-la-fruta/

https://sumedico.com/la-forma-correcta-comer-frutas/

https://www.elmundo.es/vida-sana/bienestar/2016/10/11/57f765b9e2704e78578b45ac.html

Escribir comentario

Comentarios: 0