· 

La Piedad


DE MIGUEL ANGEL

 

 

                        La Piedad  es una obra escultórica del Renacimiento italiano creada por el pintor y escultor florentino Miguel Ángel Buonarroti en el año 1499, cuando tenía 24 años de edad.  Es la primera y única obra firmada por Miguel Ángel. Se dice que decidió grabar su nombre en la escultura la misma noche en que escuchó a alguien afirmar que dicha obra no era de su autoría.

 

 

La Piedad  está hecha a partir de un solo bloque de mármol blanco, extraído de las montañas de Carrara, famosa por la gran cualidad de su mármol.

 

 

Como todo artista del Renacimiento  no representaba la realidad tal cual es, sino tal cual él pensaba que debía ser; esto es entonces un arte que se podría llamar idealista, pues responde más bien a la idea que tiene el artista sobre lo que está representando, que a lo que es en realidad comprobable por los sentidos, sobre todo por la vista.

 

 

Rompió con las fórmulas y las reglas establecidas, rompió con el academicismo que siempre ha castrado la iniciativa y la evolución en las artes.

 

 

Demostró que no se es el mejor artista porque se sigan al pie de la letra los postulados que otros han establecido como norma y regla. Creó sus propios métodos, inventó nuevos lenguajes y experiencias, dejó atrás lo cómodo y conocido y asumió su responsabilidad como artista y hombre que piensa por sí mismo y no se oculta detrás de las “verdades” que otros han postulado. Rompía la simetría, ignoraba los cánones, distorsionaba las formas, inventaba escorzos; en fin, creaba, no imitaba. Esa es una de las grandes diferencias entre los que verdaderamente crean.

 

En esta escultura la Virgen María y Jesucristo expresen serenidad, una aparente ausencia del dolor y del sufrimiento y equilibrio, cosa que contrasta, quizá, con la mentalidad mundana a la hora de imaginar una escena como esta. La figura de Jesucristo, con cabeza y brazo inclinado hacia el lado derecho, se armoniza con la figura de la Virgen María, envuelta en telas gruesas llenas de pliegues, la cara de Jesucristo, según el propio Miguel Ángel, representa un hombre incorporado a la naturaleza humana, por lo tanto común en sus despojos mortales. La cara inmaculada y extremadamente joven de la Virgen María fue justificada por Miguel Ángel como una forma de simbolizar la eterna virginidad de María. Además, el mismo Miguel Ángel pensaba que las personas que se enamoran de Dios y se consagran a él en cuerpo y alma son eternamente jóvenes.

 

https://www.culturagenial.com/es/escultura-piedad-de-miguel-angel/

https://educacion.ufm.edu/miguel-angel-buonarroti-la-piedad-del-vaticano-marmol-1499/


Escribir comentario

Comentarios: 0