· 

¿Probióticos o Prebióticos?

 

Haz escuchado acerca de la importancia de mantener una flora intestinal saludable, pues es uno de los motivos clave que pueden garantizar la salud de nuestro organismo. Mantener el equilibrio de la microbiótica es esencial para evitar  un alto número de desórdenes que afecten la  salud.

 

 ¿Entonces… probióticos o prebióticos es lo mismo?


¿Qué son los alimentos Probióticos?

 

     Los alimentos probióticos incluyen microorganismos vivos, que cuando son administrados en cantidades adecuadas brindan beneficios para la salud de las personas. Estos microorganismos ayudan a reforzar el sistema inmunológico, además, pueden sobrevivir a la digestión llegando al colon vivos, ayudando a restituir la flora intestinal que pueda haber sido alterada por diversas causas.

 

Los probióticos apoyan al equilibrio sano de la microflora en el sistema gastrointestinal, suprimen el crecimiento de bacterias dañinas y apoyan a una digestión saludable, mejorando la movilidad intestinal. Ello mejora la función digestiva, en concreto, la de absorber eficazmente los nutrientes. Estas bacterias “amigables” ayudan a los intestinos para producir ácido láctico, ácido acético, peróxido de hidrógeno y otros compuestos orgánicos necesarios. También participan en la síntesis de la bilis y la secreción de jugos gástricos.

 

¿Qué son los alimentos Prebióticos?

 

      A diferencia de las bacterias vivas de los probióticos, los prebióticos son solamente sustancias sin vida que ayudan a potenciar los efectos beneficiosos de los microorganismos probióticos. Los prebióticos provienen de las fibras de los carbohidratos llamados oligosacáridos, que no son digeridos, por lo que permanecen en el tracto digestivo y estimulan el crecimiento de bacterias beneficiosas.  Los prebióticos son alimentos (generalmente con alto contenido de fibra) que actúan como nutrientes para los probióticos. . Los prebióticos se utilizan con la intención de mejorar el equilibrio de estos microorganismos. Los prebióticos se encuentran en alimentos como los granos integrales, las bananas, las verduras, las cebollas, el ajo, la soya y las alcachofas.

 

¿Cómo Mejorar la Flora Intestinal?

 

    Aunque, en general los probióticos son seguros, pueden no ser recomendables para todo el mundo. En pacientes hospitalizados e inmunodeprimidos podrían dar lugar a infecciones por lo que deben ser empleados en  forma controlada. En este sentido, los prebióticos son más seguros dado que es un tipo especial de fibra y además no se necesitan tantas condiciones para su conservación, como en el caso de los probióticos, y son más fáciles de obtener. Al igual que sucede con los probióticos, la cantidad, la dosis y el momento en el que se emplean los prebióticos son aspectos clave para su buen funcionamiento.

 

      Los probióticos y prebióticos  ayudan a la salud gastrointestinal en el cuerpo humano, por ello son elementos clave en nuestra salud y bienestar en general. Esto es particularmente cierto si tenemos en cuenta que muchas de las enfermedades crónicas comunes empiezan en el sistema digestivo. Entre las acciones que producen una alteración del correcto orden de nuestra flora intestinal se encuentran las siguientes que  deberán reducirse o suprimirse:

Químicos o toxinas del ambiente

Exceso de Azúcar en la dieta

Fármacos (antibióticos)

Alimentos Ultra procesados

 

Estrés continuado


 

 

¿Son mejores los  suplementos de Probióticos o los probióticos naturales?

 

   Para  mejorar y balancear la flora intestinal, la opción de incluir probióticos en forma de suplemento cobra una gran importancia. Pero siempre será mejor tomar probióticos de alimentos naturales  como los siguientes:

 

 

·       Kéfir y yogurt

Los ponemos juntos porque ambos son parecidos. El kéfir se ha puesto de moda últimamente precisamente por su mayor actividad probiótica. Contiene lactobacilos y bifidus, antioxidantes, proteínas vegetales… mientras que el yogurt es también un perfecto alimento probiótico, pero es importante comprar aquellos no pasteurizados y naturales.

 

·       Chucrut

Es uno de los alimentos probióticos más conocidos, se elabora fermentando repollo o col blanca. Es típico de las regiones centro-europeas como Alemania. Su sabor es ácido e intenso y tiene una textura muy crunchy. Es importante (como el resto de estos alimentos) que no haya sido pasteurizado para poder beneficiarnos  de las  bacterias beneficiosas que nos proporciona.

 

·       Kimchi

Al igual que el chucrut, se elabora a través de la fermentación de vegetales, principalmente la fermentación de col. El Kimchi es la comida típica de Corea, se toma habitualmente como acompañamiento en las comidas.

Su sabor picante, debido al ajo y el pimiento que le se añade, es lo que le diferencia del chucrut. Ambos pueden incluirse en sopas y son perfectos como acompañamiento de carnes y pescados.

 

·       Miso

Muchos alimentos de este tipo proceden de Oriente, pues tienen gran cantidad de beneficios para el organismo. El miso suele utilizarse para dar sabor algunas sopas que quedan sosas.

 

·       Kombucha

Recientemente se ha hablado mucho de esta bebida que se suele elaborar fermentando las hojas del té negro. Ofrece varios beneficios como regular el intestino y desintoxicar el hígado. Es una bebida que suelen tomar muchas personas que quieren perder peso, pero siempre conviene  preguntar a un nutricionista para saberlo mejor.

 

·       Tempeh

El tempeh, que quizás te suene todavía algo extraño, no es nada más que soja fermentada y puede añadirse en sopas.

 

·       Microalgas

Son una fuente de nutrientes y probióticos. Algunos ejemplos de estas algas son la espirulina, chorella o el alga kombu, muy típica en la dieta japonesa. Se puede encontrar en polvo o deshidratada para reconstruir con agua. Para introducirlas en nuestra alimentación se pueden añadir en sopas, caldos o ensaladas. ¡En polvo son perfectas para hacer smoothies verdes!

 

·       Levadura de cerveza

Aporta diversidad de riquezas, tales como vitaminas B, proteína, y minerales como selenio, potasio, hierro, zinc y magnesio.

 

·       Chocolate negro

Puede resultar extraño que esté en esta lista, pero sí, el cacao fermentado también es un alimento de tales características y es que es el tipo de chocolate más saludable gracias a sus antioxidantes.

 

·       Aceitunas y encurtidos

Estoy segura de que a muchas personas les sorprenderá. Y sí, cuando tomamos aceitunas, pepinillos y demás encurtidos estamos ingiriendo levaduras y bacterias vivas que nacen en el proceso de fermentación de estos vegetales.

 

 

https://www.hsnstore.com/blog/probioticos/

https://okdiario.com/salud/9-mejores-alimentos-probioticos-naturales-3732605

Escribir comentario

Comentarios: 0