· 

Alimentos que dañan nuestra salud

Los seres humanos necesitamos estar bien nutridos para gozar de un organismo saludable. Los alimentos nos aportan diferentes macronutrientes y micronutrientes  y tienen distintas funciones: energética, estructural, de transporte etc.

 

Sin embargo debido a los tiempos en que vivimos, las grandes empresas del sector alimentario emplean gran cantidad de aditivos en los alimentos los cuales perjudican nuestra salud. Alimentos que parecen naturales pero que han sido tratados con venenos mortales. La mayoría de las veces no es necesario preocuparse por esto, puesto que las dosis que se administran son totalmente seguras.  Sin embargo incluso en pequeñas dosis, estos químicos pueden ser perjudiciales para los bebés y los niños pequeños por lo que siempre hay que ser precavidos. Asimismo también existen alimentos que contienen otras sustancias perjudiciales como las grasas trans que en su mayoría están contenidas en la comida rápida y los alimentos procesados que son deliciosos, pero que también pueden dañar seriamente tu cuerpo,  esto no significa que mueras porque las consumes con frecuencia, pero a largo plazo estas toxinas  generan enfermedades.

 

Hay quien ha decidido eliminar estos alimentos por completo de su dieta. Nosotros te recomendamos esforzarte por consumir alimentos que sean naturales, como las frutas y verduras, que ayudan a mantener tu cuerpo sano y son deliciosas. Pero…

 

¿Qué alimentos dañan nuestra salud?

 

 A continuación  una lista de ellos: 

 

 

·Hamburguesas: Estos alimentos tienen un gran aporte de grasas saturadas  y nitratos que tiene propiedades cancerígenas y aumentan la probabilidad de presentar enfermedades cardiovasculares. Una hamburguesa aporta en promedio 670 calorías, 40 gr. de grasa y 15 gr de grasas saturadas y mucha sal.  Para una óptima salud cardíaca, la dieta de un adulto debe sumar a lo largo del día: no más de 2.000 calorías, menos de 1.500 miligramos de sodio, menos de 16 gramos de grasas saturadas y unos 300 miligramos de colesterol. Cualquier hamburguesa de cadena triplica estos números.

 

 

·Alimentos congelados: Su componente principal es la sal, lo cual aumenta considerablemente los niveles de sodio, que afectan la presión sanguínea y pueden producir eventos cardíacos como los infartos. Además, los alimentos congelados son sometidos a un intenso proceso durante su preparación que los lleva a perder todo el contenido nutricional.

 

 

·Pizzas: son un alimento que contiene gran cantidad de ingredientes dañinos, pues tienen un aporte excesivo de grasas saturadas, sodio y azúcares. Estos nutrientes los encontramos en el queso, embutidos y la masa que se prepara con harinas refinadas.


·Embutidos: Los embutidos como el jamón de cerdo, de pavo, longaniza, salchichas, tocino, salami y mortadela son alimentos con un alto contenido de grasas, sobre todo saturadas. El gran aporte de grasas saturadas aumenta considerablemente el riesgo de presentar sobrepeso, obesidad y enfermedades cardiovasculares como infartos cardiacos y accidentes cerebro vascular. Por otro lado los embutidos presentan una gran cantidad de nitratos, los que al consumirlos en exceso pueden tener un efecto cancerígeno. El gran aporte de sodio es otro de los problemas que tienen estos alimentos, su consumo excesivo aumenta la presión arterial y  la presencia de enfermedades cardiacas.  

 

 

·Comidas preparadas: Recurrir a las comidas preparadas que ofrecen los supermercados puede ser un error. Suelen tener un contenido de sal muy alto y, además, las opciones muchas veces no saludables están "camufladas" entre las que sí lo son. Consejo de los cardiólogos: elegir verduras, tomate, lechuga frescos sin  agregar aderezos.

 

 

·Entradas: Una tentación son las entradas como las pastas, evítelas,  en especial las que están contenidas en unicel y se preparan en el microondas, o que solo se les agrega agua caliente, contienen glutamato monosódico y son adictivas. Además la rutina hispana de entrada, primer plato y postre, puede agregar una peligrosa cantidad de calorías innecesarias.

 

 

·Pan y galletas hechas con bromuro de potasio: El bromuro de potasio ayuda al pan y a las galletas saladas a acelerar el proceso de cocción de la masa. Este ingrediente está relacionado con ciertos tipos de cáncer, por lo cual ha sido prohibido en algunos países. Si deseas consumir pan o galletas asegúrate de que puedas comprarlas en una panadería donde estén recién horneados, o verifica que el empaque diga que no contiene esta sustancia.


· Tortillas de maíz y pastelillos hechos con propilparabeno: Este es un químico que se utiliza también para la creación de cosméticos, aunque en los alimentos se utiliza como un conservador. Debido a que este producto actúa como un estrógeno, puede causar problemas de fertilidad y acelerar el crecimiento de las células que producen cáncer de mama.

 

 

· Jarabe de maíz alto en fructosa: Es un edulcorante utilizando en la industria alimentaria para endulzar algunos alimentos. El problema de esta sustancia es que se le ha agregado a muchos alimentos que se consumen diariamente como cereales, barritas de cereal, bebidas azucaradas, mermeladas, entre otras y tiene efectos nocivos para la salud, esto porque su principal ingrediente es la fructosa y el consumo excesivo de ésta aumenta los niveles de colesterol y  triglicéridos en sangre, aumentando el riesgo de  presentar diabetes, resistencia a la insulina y sobrepeso.

 

 

·Cubos y consomés de pollo en polvo: Contienen colorantes artificiales asociados a déficit de atención e hiperactividad en niños y niñas. A pesar de ser un producto salado contiene azúcar. De hecho, se encuentra como segundo ingrediente después de la sal. la principal fuente de sodio en la población mexicana son las sopas, caldos y cremas, principalmente porque se elaboran con este tipo de productos, las altas ingestas de sodio se han asociado a padecimientos como presión arterial elevada o hipertensión.

 

 

·Papas fritas: Son  un alimento muy dañino para la salud, pues tienen un alto contenido de grasas saturadas, grasas trans y colesterol, además del aporte de hidratos de carbonos refinados. También tiene un gran  contenido de sodio.


·Helados: Los principales  ingredientes que encontramos en los helados son grasas saturadas, grasas trans, colesterol y azúcar. 

 

 

·Néctar y jugos: Una botella individual de estos jugos contiene 17 cucharaditas de azúcar. Además de conservadores químicos.  Un consumo excesivo de estos aumenta la probabilidad de presentar resistencia a la insulina y diabetes.

 

 

·Dulces: Los dulces son golosinas que contienen grandes cantidades de azúcar y jarabe de maíz rico en fructosa por lo que su consumo excesivo también aumenta el riesgo de presentar sobrepeso, obesidad, diabetes y resistencia a la insulina.

 

 

·Dulces “sin azúcar”: Los dulces que son llamados “sin azúcar” tienen un alto contenido de colorantes artificiales y producen daños en el sistema digestivo ya que éste no puede procesar los sustitutos de azúcar y los alcoholes de azúcar como lo haría con el azúcar normal. Procura no excederte en el consumo de este tipo de alimentos, incluidos varios dulces  considerados dietéticos.

 

 

·Donas: Son alimentos muy dañinos para la salud ya que aportan grandes cantidades de grasas saturadas, colesterol, grasas trans y azúcares simples, además de ser frituras. También hay que considerar que las donas rellenas de mermelada o alguna sustancia dulce aporta jarabe de maíz alto en fructosa por lo que aumenta su aporte dañino. Tienen un alto contenido de grasas "trans", que son perjudiciales para el buen flujo sanguíneo. El 75 por ciento de las grasas "trans" que consumimos provienen de productos de pastelería comercial.


·Queso tipo americano: La realidad es que este queso es un alimento similar al queso: contiene una mezcla de grasas de leche, sólidos, una pequeña cantidad de suero de leche y demasiado colorante vegetal. Su contenido es tan alto en sodio y grasa que se asemeja más a la carne con grasa que a cualquier alimento hecho a base de lácteos.

 

 

·Margarina: La margarina se elabora a base de aceites vegetales pero es alta en sal y contiene una mayor parte de grasas transgénicas, que aumentan los niveles de grasa en la sangre y pueden obstruir las arterias y producir enfermedades del corazón. Tu mejor opción sería consumir aceite de oliva o disfrutar con medida de la mantequilla.

 

 

·Refrescos: Todas las personas saben que el refresco es malo para la salud, no es novedad, pero cuando se consume demasiado el cuerpo responde como si tuviera exceso de insulina, la cual normalmente ayuda a absorber el azúcar en la sangre y convertirla en energía. En este caso, sin embargo, una lata de refresco tiene alrededor de 10 cucharadas de azúcar y colorantes de caramelo que están relacionados en un 58% con el riesgo de desarrollar cáncer.

 

 

·Refresco de dieta: El refresco de dieta contiene edulcorantes artificiales que no son buenos para la salud, ya que tienen un sabor más intenso que el azúcar simple. Con el tiempo, este tipo de edulcorantes consumidos en exceso pueden alterar la percepción de los sabores al momento de consumir azúcar natural, es decir, si comes una manzana sabrá más dulce de lo normal y te parecerá asqueroso. Algunos problemas más que están vinculados al consumo de refresco de dieta son la depresión, las caries, ataques cardíacos, cáncer de páncreas y accidentes cerebro-vasculares.


·Palomitas de microondas: Las bolsas de las palomitas para microondas suelen estar revestidas de sustancias químicas que afectan la fertilidad y aumentan el riesgo de tener cáncer.

 

·Pollo y huevos: La alimentación que reciben los animales en las granjas esta fuera de control, ya que incluyen cafeína, Tylenol, antibióticos prohibidos, arsénico y hormonas para hacer que los pollos crezcan más grandes y de una manera acelerada.

 

·Barras energéticas: Estas barras están creadas a base de azúcar refinada, productos de soya  que están químicamente modificados y grasas hidrogenadas que producen enfermedades crónicas.

 

·Chocolate blanco: No es un chocolate en su totalidad. Contiene leche, azúcar y manteca de cacao, más grasas y glúcidos que son perjudiciales para la salud.

 

·Enlatados: Este tipo de alimentos enlatados contienen una sustancia química tóxica que puede causar anormalidades reproductivas y aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama y próstata.

 

·Frituras: pueden ser alimentos deliciosos pero nada saludables. Y es que su consumo no debe ser una parte importante de la dieta de una persona.  Estos alimentos tienen gran contenido en grasa y aumentan los niveles de colesterol que afecta a las arterias. Los estudios muestran que a largo plazo estos alimentos matan neuronas y afectan negativamente a la memoria y el aprendizaje. Además, si estos alimentos son congelados, son todavía más perjudiciales.

 

·Snacks dulces: Son los enemigos número uno del peso. Para reemplazarlos se recomienda: frutas, zanahorias crudas, pepino, jícama y apio en trozos, son fáciles de comer y dan una buena sensación de saciedad. No olvidar las pasas de uva, una alternativa dulce y sana.       

                           

 

  Si quieres evitar que tus años dorados se conviertan en un infierno dedicado a realizar series de  visitas al hospital, imposibilidad de disfrutar de los alimentos, variadas y terroríficas  enfermedades, consumo excesivo de medicinas, insoportables dolores, insomnio  e inmovilidad evita alimentarte con esta comida chatarra y si tienes hijos  acostúmbralos a una dieta sana a base de frutas, frutos secos, semillas, verduras y  leguminosas. Esta es la mejor manera de demostrarte amor a ti y a los tuyos. Si tienes oportunidad revisa los siguientes enlaces, son puntos de vista interesantes relacionados con este artículo, más vale tener información para poder decidir qué es lo mejor para uno mismo, tu decides.

 

https://www.youtube.com/watch?v=b3KeJ8DFjwQ&list=WL&index=232

https://www.youtube.com/watch?v=ghv6MRQbcfA&list=WL&index=28&t=120s

https://www.youtube.com/watch?v=nSO35aoVbkc

 

https://www.youtube.com/watch?v=OGIqXxoNr-I&list=WL&index=101

Escribir comentario

Comentarios: 0