· 

Esculturas “Los Viajeros”


 

Bruno Catalano:

Uno de los mejores escultores surrealistas contemporáneos. Nacido en Marruecos le encanta viajar por ello quiso hacer de su obra un viaje inacabado.  En sus esculturas se observa la experiencia personal, la de un niño de 12 años que tuvo que abandonar Marruecos, una vivencia que le provocó un dolor nunca olvidado y que está muy presente en sus esculturas. Catalano conoce muy bien lo que es tener que dejarlo todo atrás y viajar por todo el planeta para encontrar su verdadero sitio.

 

Sus ingrávidos “viajeros” presentes en colecciones públicas y privadas de todo el mundo han sido expuestos en Inglaterra, China, Bélgica, Suiza, Argentina, Brasil, España y Estados Unidos consiguiendo la unanimidad positiva de la crítica y una reputación ganada a pulso con la originalidad y profundidad artística de su propuesta de un mundo fragmentado.

 

Son esculturas de bronce que sostienen una maleta y están intencionadamente incompletas.

La serie se llama «Voyageurs»

 

- Representan la fragilidad del ser humano.

 

- Recuerdan el legado de la inmigración.

 

- Invitan al observador a imaginar las partes incompletas de la escultura, así que cada persona las percibe de manera un poco diferente.

 

 

- Aún resultan más interesantes situadas sobre un paisaje variable, con cambios de color,  amaneceres y puestas de sol, las nubes de día, las estrellas de noche, los barcos, las gaviotas… un fondo lleno de matices  que se presta a captar fotografías espectaculares.



Escribir comentario

Comentarios: 0