· 

¿Qué significa ser espiritual?

 

Ésta es, probablemente, una de las preguntas más elementales y profundas  que, como seres humanos, podemos hacernos en algún punto de nuestra vida. 

 

Ya sea en el inicio de un  proceso de búsqueda personal,  en una conversación  con amigos o bien leyendo este artículo, es la oportunidad de lograr un momento genuino de conexión con nosotros mismos. Momento que, en muchas ocasiones, esquivamos, dejándolo eternamente postergado u olvidado en medio de  las obligaciones y distractores de la vida cotidiana.

 

Te han educado para creer sólo en aquellas cosas que puedes comprender y comprobar. La mente racional no puede comprender los milagros, que son un desafío a la lógica. Para ser un ser espiritual deberás aprender cómo ir mucho más allá de tu mente racional, de ser capaz de tocar tu yo interior y saber qué constituye el secreto para tu capacidad última de convertirte en hacedora de milagros. 

 

Todos los caminos espirituales conducen al mismo punto esencial. Los seres humanos tenemos distintos niveles de entendimiento, y, para ello, existe una amplia gama de sistemas, religiones y técnicas a nuestra disposición.

 

No se trata finalmente del camino que elijamos sino, simplemente, de caminar.

 

Es importante reconocer que, más allá de nuestro trabajo, profesión, logros y éxitos, hay un espacio más profundo que necesita de nuestra atención, y que nos acompaña durante toda la vida. En este sentido, no importa lo que estamos haciendo, sino lo que estamos siendo en cada momento. Saber que siempre existen nuevas y más elevadas opciones de pensamiento y acción. Cuán profundo queramos sumergirnos en ellas, es algo que, definitivamente, está en nuestras manos.

 

¿QUÉ CARACTERIZA A LAS PERSONAS  QUE VAN EN CAMINO A LA ESPIRITUALIDAD?

 

 

· El ser espiritual sabe que, más allá de sus cinco sentidos físicos, hay otros sentidos con los que se puede experimentar el mundo de la forma. 

·  Sabe que nunca está solo. 

·  Se consagra a la adquisición de poder interior. 

·  Sabe que está en relación con todos los demás y vive la vida como si cada persona con quien se encuentra compartiera con él la condición humana. 

·  Sabe que hay un poder superior que actúa en el universo, más allá de una simple relación de causa y efecto. 

·  Está motivado por la ética, la serenidad y la calidad de vida. 

·  El ser espiritual no puede imaginar la vida sin la meditación

·  Sabe que la intuición es una guía, algo así como la palabra de Dios.

 

 El ser espiritual sabe que todo aquello que odia y combate le debilita y

que todo lo que defiende, todo lo que apoya, le da fuerza. 

 

 

¿QUE HACER PARA TENER UNA VIDA ESPIRITUAL? 

 

Cree en la posibilidad de ser guiado con amor. Siéntete en relación con toda la humanidad. Conoce una dimensión más allá de la causa y efecto, motivada por la ética, la serenidad y la calidad de vida. Práctica la meditación. Ve en la intuición la palabra de Dios. Ve la respuesta violenta al mal como una participación en dicho mal. Siente un respeto reverencial por el hecho de hallarte aquí. Vive una vida de perdón y agradecimiento y cree en la capacidad de manifestar milagros. Ve lo positivo en cada crisis, como parte de aprendizaje de vida. 

 

No es difícil salirnos un poco de lo convencional y llenarnos de buenas herramientas para enfrentar la vida. Recuerda que todo es un conjunto, tu parte física, tu parte espiritual y tu mente. Trabaja todas estas áreas de tu vida con dedicación para lograr un equilibrio y, de esta forma, ¡brillar! 

 

Estos enlaces te darán oportunidad de conocer más acerca de este tema:


Escribir comentario

Comentarios: 0