· 

Trastorno de personalidad por evitación


Este tipo de trastorno se caracteriza por intenso temor al ridículo, ansiedad y temor. Los pacientes con un trastorno de la personalidad por evitación huyen de la gente o de las situaciones cuando piensan que podrían sufrir un rechazo, un fracaso o un conflicto. Temen y evitan iniciar relaciones o cualquier nueva empresa ante el miedo de sufrir una decepción, vergüenza o fracaso. Debido a que tienen un fuerte deseo consciente de afecto y aceptación, están abiertamente angustiados por su aislamiento e incapacidad para relacionarse de forma cómoda con otras personas.

 

 

CARACTERÍSTICAS

· Los sujetos con trastorno de la personalidad por evitación evitan trabajos o actividades que impliquen un contacto interpersonal importante, ya que tienen miedo a las críticas, la desaprobación o el rechazo.

· Evitan hacer nuevos amigos, a no ser que estén seguros de que van a ser apreciados y aceptados sin críticas.

· Las personas con trastorno de la personalidad por evitación no participan en actividades de grupo hasta que no se vean protegidos. Suelen actuar con represión, tener dificultades para hablar de sí mismos y tener sentimientos de temor a ser avergonzados.

· Debido a su temor a ser rechazados tienden a sentirse ofendidos si alguien se muestra algo crítico con ellos.

· Las personas con trastorno de la personalidad por evitación están inhibidas en las situaciones interpersonales nuevas, debido a su baja autoestima.

· Esta serie de dudas en sus aptitudes sociales se demuestran sobre todo en la relación con extraños; por ello suelen pensar de ellos mismos que son ineptos socialmente, poco interesantes o inferiores a los demás.

· Como norma general son reacios a involucrarse en nuevas actividades.

 Además de esto, es común que tiendan a exagerar el peligro potencial de las situaciones cotidianas y por su necesidad de certeza y seguridad suelen seguir un estilo de vida restrictivo.

 

 

SÍNTOMAS Y TRASTORNOS ASOCIADOS

 

Siempre es importante que este diagnóstico y tratamiento sea realizado por un profesional de la salud. Los sujetos con un trastorno de la personalidad por evitación suelen estar muy atentos y evaluar con detalle los movimientos y gestos de los que están en contacto con ellos. Sienten mucha ansiedad ante la posibilidad de recibir alguna crítica. Los demás, por regla general los toman como “tímidos”, “solitarios” o “aislados”.

 

Se suelen presentar numerosos problemas asociados a la actividad social y laboral. Estos sujetos suelen estar relativamente aislados y suelen carecer de una red de apoyo en las situaciones de crisis. Normalmente suelen fantasear idealizando las relaciones con los demás. Hay otros trastornos que normalmente suelen ir asociados al trastorno de la personalidad por evitación, como son el trastorno del estado de ánimo y de ansiedad (especialmente la fobia social). El trastorno por evitación se diagnostica a menudo junto con el trastorno de la personalidad por dependencia, ya que los sujetos con trastorno de la personalidad por evitación suelen acabar muy ligados y dependiendo de las personas de quien son amigos.

 

En los niños y adolescentes, el diagnóstico de trastorno de la personalidad por evitación debe ser usado con mucha prudencia, debido a que posibles comportamientos evitadores se produzcan como consecuencia del propio proceso de desarrollo. El comportamiento evitativo ante situaciones nuevas o ante extraños, suele ser un síntoma característico en la infancia o niñez y aunque la vergüenza suele ser el principal precursor de este trastorno de la personalidad, ésta tiende a desaparecer a medida que los sujetos se hacen mayores.

 

Por último, hay que añadir que el trastorno de la personalidad por evitación parece ser igual de frecuente tanto en hombres como en mujeres.

 

Algo característico del trastorno de la personalidad por evitación es que los individuos que más tarde van a desarrollar el trastorno se vuelven cada vez más vergonzosos y evitativos, sobre todo, en la entrada a la edad adulta que es cuando las relaciones se hacen más importantes. Hay algunas pruebas que mantienen que el trastorno de la personalidad por evitación va remitiendo con la edad, y cada vez se hace menos evidente.

 

Es frecuente que el trastorno evitativo vaya acompañado del trastorno de personalidad por dependencia, además de que ambos tienen numerosas características en común. La principal diferencia entre ambos es, que en el trastorno de la personalidad por evitación la preocupación fundamental gira en torno a la evitación de la humillación y el rechazo, y en el trastorno por dependencia la gran preocupación es que se ocupen de uno.

 

Por último, el trastorno de la personalidad por evitación debe diferenciarse de los cambios en la personalidad producidos por una enfermedad médica. También hay que distinguirlos de los síntomas que se pueden presentar en asociación con el consumo crónico de sustancias.

 

TRATAMIENTO: El trastorno de la personalidad por evitación está estrechamente relacionado con la fobia social generalizada que se caracteriza por la ansiedad persistente en muchas situaciones sociales: El trastorno de la personalidad por evitación a menudo responde a la terapia individual por lo general cognitivo-conductual y a la terapia de grupo. Sin embargo, los pacientes con este trastorno se oponen firmemente a exponerse a lo que suelen evitar. Para ellos, evitar cosas elimina los conflictos y la experiencia de un fracaso o rechazo.

 

https://www.msdmanuals.com/es-mx/hogar/trastornos-de-la-salud-mental/trastornos-de-la-personalidad/trastornos-de-la-personalidad



Escribir comentario

Comentarios: 0