· 

Los baños de vapor mejoran la salud

La mayoría de las que frecuentamos los gimnasios o spa pasamos por alto el baño de vapor o sauna, a veces porque no tenemos tiempo para tomarnos unos cuantos minutos de relajación o porque no creemos conveniente exponernos a altas temperaturas. Pero ya es hora de disfrutar de todos los beneficios de los baños de vapor, pues este simple gesto nos ayudará a mejorar nuestra salud mental y física y nuestra belleza.

Dependiendo de tu tolerancia al calor, puedes utilizar el baño de vapor por lo menos una vez al mes, aunque te aseguro que en poco tiempo te volverás adicta a él, pues se consigue de forma rápida un estado de relajación que nos ayuda a manejarnos durante el resto del día. Además, tu piel mejorará drásticamente. 

 

 

CÓMO TOMAR UN BAÑO DE VAPOR

 

Como ya sabemos, el baño de vapor es un servicio que puedes encontrar fácilmente en un gimnasio. Si te animas a probarlo, entonces sigue con mucho cuidado las siguientes recomendaciones para que puedas disfrutar al máximo de esta experiencia y comprobar sus beneficios:

 

Si eres principiante comienza con baños cortos entre 3 y 5 minutos, dado que debes darle tiempo a tu organismo para que se acostumbre. No te preocupes si luego de tu primer baño de vapor aparece un pequeño resfriado, pues esta actividad te ayudará a despejar tus vías respiratorias, aunque si las molestias duran más de 3 días es ideal consultar al médico.

 

Un baño de vapor no debe sobrepasar los 15 minutos, independientemente de si ya estás acostumbrada pues no es recomendable someter al cuerpo a altas temperaturas por mucho tiempo.

 

Procura tomar mucho líquido antes de ingresar al baño de vapor, recuerda que en los minutos que estés allí perderás agua y puedes sufrir una ligera deshidratación.

 

Puedes colocar un tratamiento hidratante para el cabello y cubrirlo con un gorro mientras tomes el baño. El calor ayudará a que tu cabello absorba los componentes hidratantes.

 

Ingresa con calzado adecuado y toallas limpias al baño de vapor. Ten en cuenta que lo más probable es que compartas el baño de vapor con otras personas y es mejor prevenir que curar.

 

Si tienes presión alta, estás embarazada o en período de lactancia, consulta con tu médico antes de tomar un baño de vapor.

 

 

BENEFICIOS DEL BAÑO DE VAPOR

 

El baño de vapor te ayuda a mejorar tu sistema inmune, pues las altas temperaturas pueden destruir a los virus que están en tu cuerpo, e incluso pueden destruir células malignas y activar los mecanismos de defensa del sistema inmunológico para que los desechen.

 

Otra ventaja es que este tipo de baños liberan las toxinas, por lo que tu cuerpo se verá libre de estos agentes y se reflejará en una mejor salud y una piel más tersa. De igual modo, la relajación que se logra te ayudará a liberar el estrés acumulado.

Hay una mejoría en la circulación, por lo que llegan más nutrientes a tu cuerpo que te ayudan a mejorar la piel.

Escribir comentario

Comentarios: 0