· 

La adoración de los pastores


Oleo del pintor italiano del Renacimiento Antonio Allegri da Correggio  en el año 1529. Esta obra de arte conocida también como “La noche” por su ambientación nocturna, logra un  sugerente juego de luces que consigue en una composición que abre la puerta del barroco y que se deja influir por los grandes renacentistas, este pintor es comúnmente considerado como pionero del uso de la luz.

 

En esta obra se observa al Niño como foco de luz, que le sirve para crear un juego de contrastes entre luces y sombras que enfatizan la dulce belleza de la Virgen y la ternura de los pastores, expresiones propias de Correggio.  

 

Esta obra sería como la típica representación del nacimiento tan representado a lo largo de la historia de la pintura religiosa cristiana, pero Correggio introduce algunas variantes, como las dos doncellas que se ven en la composición. Una de ellas completamente deslumbrada por la luz que emana el Niño, y la otra girada hacia el pastor al que mira extasiada tras contemplar a Jesús, un rostro que vemos totalmente iluminado por la luz que sale del pesebre.

 

Esta obra se encuentra actualmente en La Galería de Pinturas de los Maestros Antiguos en la Cd. De Dresde  en Alemania.


Escribir comentario

Comentarios: 0