· 

¿Sabías qué… Emociones y Sentimientos no son lo mismo?


Sentimiento y Emoción pueden parecer el mismo concepto pero en realidad son palabras diferentes.

 

Una emoción es una reacción compleja del cerebro ante un estímulo externo (algo que veo, u oigo)  o interno (pensamiento, recuerdo, imagen interna). Emoción viene del latín emovere que quiere decir mover hacia o desde. En contra de lo que se piensa, las emociones son algo transitorio, no permanente que nos saca de nuestro estado habitual y nos empujan a la acción.

 

Las emociones son energía que se mueve a través de nuestro cuerpo y que sólo se estancan si las reprimimos.  Las emociones por tanto, nos impulsan hacia la acción, son más intensas y duran menos tiempo que los sentimientos.

 

Emociones hay muchas pero hay unas primarias o básicas que son la base de nuestro universo emocional. Las emociones básicas de dividen en cuatro grandes grupos. La tristeza, el enfado, el miedo y la alegría.

 

TRISTEZA: Sirve para aceptar la pérdida de una persona, situación o experiencia. Nos sirve para darnos un tiempo un espacio hacia dentro. Para reflexionar.  Si esta tristeza dura mucho tiempo pasa a ser un sentimiento. Y entonces es cuándo tenemos que preocuparnos y ocuparnos. Es importante Darnos permiso para estar tristes, para poder elaborar los grandes o pequeños duelos que nos pone la vida delante (pérdida de un ser querido, cambio de casa, cambio de situación laboral, ruptura de una relación, abandono de los hijos de casa etc.) En una intensidad menor la tristeza es adaptativa. 

 

ALEGRÍA: Sirve para facilitar el contacto con otra persona. Compartir y expresar hacia fuera.  Dentro de la alegría también entraría la curiosidad y la ternura. ¿Qué pasa si nos enganchamos solo a la  alegría? Que a veces se acaba convirtiendo en una falsa alegría, en una alegría fingida.  Permitirnos vivir otras emociones aparte de la alegría, nos va a ayudar a tener un mayor abanico emocional y que cuando sea una emoción, sea real.

 

ENFADO: Sirve para poner límites, separarnos del otro. Decir hasta aquí. La rabia puede ser positiva si modulamos su respuesta. Nos sirve para identificar una molestia. Para entrenarnos en la capacidad de decir NO. Fundamentalmente nos permite expresar nuestras necesidades.

 

MIEDO: Sirve de protección, prudencia cuando hay un peligro real, sin embargo cuando no hay un peligro real, el miedo nos puede paralizar e invadir de tal manera que no podamos hacer nuestras cosas con normalidad. Por tanto el miedo es adaptativo y nos protege en función de la intensidad. Si nos dejamos dominar por el miedo, no podremos hacer lo que deseamos. Es importante  aprenderlo a gestionar.

 

 

 

¿QUÉ ES UN SENTIMIENTO? 

 

Un sentimiento es la suma de una emoción y un pensamiento. Según el biólogo Huberto Maturana, una emoción se transforma en sentimiento en la medida que uno toma consciencia de ella. Es decir, en el sentimiento interviene  además de la reacción fisiológica un componente cognitivo y subjetivo. Un sentimiento por tanto, se da cuando etiquetamos la emoción y emitimos un juicio acerca de ella.

 

Cuando interpretamos la sensación que estamos teniendo de manera consciente y explícita. Los sentimientos suelen durar más tiempo que las emociones. Estos últimos durarán el tiempo que pensemos en ellos. Los sentimientos se dan después de las emociones, no hay sentimiento sin emoción.

 

Algunos ejemplos de sentimientos son el amor, los celos, el sufrimiento o el dolor, el rencor, la felicidad, la compasión. El desarrollo de la empatía también nos va a permitir poder entender los sentimientos de las demás personas. Como ya hemos mencionado, los sentimientos son de una duración por lo general bastante larga.

 

 

CLAVES PARA SABER LA DIFERENCIA ENTRE EMOCIÓN Y SENTIMIENTO

 

1. Las emociones son estados transitorios que vienen y se van. Los sentimientos en cambio, tienen una duración más larga tanto en nuestro cuerpo y mente. Este último durará tanto como nuestro consciente dedique tiempo a pensar en él nuestra mente. Por ejemplo. El amor es un sentimiento, el miedo puede ser una emoción o también lo podemos convertir en un sentimiento.

 

2. Las emociones se dan de forma inconsciente, y son muy rápidas. Los sentimientos se dan cuando interviene la consciencia y el darse cuenta, además se necesita un tiempo para que un sentimiento se forme. 

 

3. La emoción siempre va primero al sentimiento. Sin emoción no va a haber sentimiento. Una misma emoción puede despertar diversos sentimientos a una persona. Por ejemplo, la emoción de alegría, puede despertar un sentimiento de amor, o felicidad.

 

4. Las emociones son reacciones psicofisiológicas que ocurren de manera automática y espontánea.  Los sentimientos, en cambio, son la interpretación que hacemos de esas emociones y se pueden regular mediante nuestros pensamientos.

 

5. Cuando somos conscientes de nuestros sentimientos vamos a poder gestionarlos. Con las emociones en cambio, este fenómeno no se da porque lo queramos o no van a estar ahí, ya que se dan de forma automática ante una situación o pensamiento. 

 

6. Las emociones tienen una intensidad mayor que los sentimientos. Estos últimos son más descafeinados en intensidad porque ya interviene la consciencia y los pensamientos. Cuando se generan los sentimientos intervienen procesos más complejos.

 

En resumen la principal diferencia entre emoción y sentimiento es su duración, su intensidad, mucho más corta y más intensa en el caso de la emoción, y que esta última, es una reacción automática de nuestro cuerpo.

 

Aprender a gestionar nuestras emociones, va a ser fundamental para que podamos llevar una vida equilibrada y feliz. Dejo dos enlaces acerca de este tema para mayor investigación  y un tercero del tráiler de la película Intensamente, en donde de manera entretenida  se utilizan estos conceptos.

 



Escribir comentario

Comentarios: 0