· 

Joseph Goebbels, engaño y poder de la propaganda Nazi


Paul Joseph Goebbels fue un político alemán que ocupó el cargo de ministro para la Ilustración Pública y Propaganda del Tercer Reich entre 1933 y 1945. Fue uno de los colaboradores más cercanos de Adolf Hitler. Goebbels fue conocido por su dominio de la oratoria, profundo antisemitismo   que se ponía de manifiesto en sus declaraciones públicas y respaldo a una discriminación racial más progresiva que acabaría dando lugar al exterminio de los judíos durante el llamado Holocausto. Goebbels fue el  responsable del Ministerio de Educación Popular y Propaganda, creado por Adolf Hitler a su llegada al poder en 1933.

 

Hitler desde el principio reconoció cómo la propaganda, combinada con el uso del terror, podría ayudar a su partido radical a obtener apoyo masivo y los votos de los alemanes. Organizó los recursos del estado para consolidar el poder y promover implacablemente su visión de una Alemania "utópica y racialmente pura" que necesitaba defenderse de aquellos que la destruirían.

 

Goebbels una vez en el Gobierno y con las manos libres para monopolizar el aparato mediático estatal prohibió todas las publicaciones y medios de comunicación fuera de su control, y orquestó un sistema de consignas para ser transmitido mediante un poder centralizado del, cine, la radio, el teatro, la literatura y la prensa. Era también el encargado de promocionar y hacer públicos los avisos del gobierno. Los judíos fueron elegidos como los principales enemigos, pero otros, incluidos los romaníes, los homosexuales, los testigos de Jehová y las personas con discapacidades mentales y físicas, también fueron retratados como amenazas a la "comunidad nacional".

 

Mientras Alemania empujaba al mundo a la guerra, la propaganda nazi racionalizó la expansión territorial de Alemania como defensa propia. Los judíos fueron representados como agentes de enfermedad y corrupción. Las acciones de los nazis en su contra, en Alemania y en los países ocupados, se promovieron como medidas necesarias para proteger a la población en general.

 

Algunos de los principios de la propaganda nazi creados por Goebbels son:

· Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”

· La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto, sin fisuras ni dudas. De aquí viene  la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.

 

Estos son solo dos de los 11 principios que Goebbels creó, consignas perfectamente coordinadas que sirvieron para manipular a toda una generación.  

 



Escribir comentario

Comentarios: 0