· 

¿Como afecta a la salud comer entre comidas?


Uno de los obstáculos para bajar de peso es excederse con los alimentos a través de los bocadillos que se consumen entre comidas. Si bien no está mal ingerir meriendas, a menudo se hacen elecciones alimentarias de poco valor nutricional y alto contenido de grasa y azúcares.

 

Si la ansiedad por comer ataca después de ingerir las comidas principales, es conveniente empezar a adoptar una serie de estrategias que permiten controlarlo sin afectar la salud y el peso.

 

 

ESTRATEGIAS PARA EVITAR COMER ENTRE COMIDAS

 

El control del apetito es un factor clave en el mantenimiento de una buena salud.

Las siguientes estrategias pueden contribuir a reducir la ingesta entre comidas, especialmente cuando hay tendencia a excederse con las cantidades.

 

· Consumir agua antes de cada comida

Una de las recomendaciones para evitar comer entre comidas es ingerir un vaso de agua antes de cada comida principal. Esto prolonga la sensación de saciedad y hace que la persona se sienta satisfecha por más tiempo después de comer.

 

· No saltarse las comidas

Mantener un horario regular de las comidas principales es una buena estrategia para evitar esos atracones que conducen a excederse con la cantidad recomendada de calorías. Saltarse las comidas, sobre todo de forma constante, contribuye a incrementar los antojos y el riesgo de comer mal y en exceso. La adherencia a un patrón de alimentación regular puede contribuir a disminuir la frecuencia delos atracones. Asimismo, se han encontrado que puede disminuir la segregación de Grelina, hormona estimulante del hambre.

 

· Practicar la atención plena para evitar comer entre comidas

La ansiedad y otras alteraciones emocionales suelen ser el detonante de las ingestas excesivas entre comidas. Por eso, en los últimos años se ha investigado sobre los efectos de varias técnicas de relajación como posibles estrategias para disminuir este problema. En este sentido, investigaciones han podido determinar que prácticas como la atención plena pueden ayudar a aprender a diferenciar el hambre real del hambre emocional. Además, disminuye la frecuencia de los atracones y mejora las conductas alimentarias.

 

· Planificar las comidas

Una adecuada planificación de las comidas puede ayudar a evitar comer mal entre comidas, especialmente porque permite garantizar tener a mano alimentos saludables. Incluso, es un hábito que disminuye el riesgo de obesidad.

 

· Usa la fibra a tu favor.

La fibra es una sustancia clave para que nuestro tracto digestivo funcione mejor para una eliminación fecal saludable. La fibra, además, nos mantiene más saciados, lo que evita que tengamos hambre entre comidas. Los carbohidratos complejos tienen un alto contenido en fibra, por lo que comiendo alimentos ricos en fibra también estaremos favoreciendo que no se produzca la hiperglucemia.

 

· Cuida tu entorno.

Cuidar el entorno es básico para evitar el picoteo, porque favorece el autocontrol. Esto incluye no tener, por ejemplo, las galletas a la vista si te encuentras en la oficina. Si vas a comprar y eres fan del chocolate, tampoco llenes la nevera de este alimento porque estarás comiéndolo a las primeras de cambio.

 

· Evita el aburrimiento.

 El aburrimiento y la ansiedad pueden llevarte a querer consumir alimentos ricos en azúcar y grasas, por lo que es bueno mantenerse ocupado. Cuando notes que el aburrimiento está haciendo acto de presencia, puedes, por ejemplo, acudir al gimnasio o realizar otras actividades.

 

Podrás encontrar mayor información en los siguientes videos:

 

 



Escribir comentario

Comentarios: 0