· 

La escuela y la cuarentena


Nadie se esperaba esta situación que estamos pasando, el cierre de actividades de todo tipo inclusive las labores educativas, todo ello para evitar el contagio del virus COVID19.  Mucho se ha dicho acerca de la importancia de la educación en la transformación de un país, pero como se está viviendo en los hogares esta crisis, ¿Cómo están viviendo las familias  este cierre de escuelas? ¿Que pasara con el ciclo escolar, podrán regresar a clases los alumnos? ¿Serán capaces las familias de apoyar a sus hijos en esta enorme responsabilidad? ¿Qué consecuencias tendrá  en los niños esta pandemia? Y muchas interrogantes más.

La función de la escuela no es únicamente enseñar  lo que los niños  no saben, sino contribuir a desarrollar  capacidades, aprender a pensar; a cuestionarse acerca de causas y consecuencias, a valorar lo que se aprende en conjunto con los demás, y algo imprescindible  la motivación para aprender a lo largo de toda la vida.

 

Los retos a los que se enfrentan las escuelas y los maestros son innumerables,  desde los diferentes  contextos de sus alumnos, falta de materiales y espacios adecuados, agotantes exigencias administrativas y  problemáticas personales de los maestros, es por ello que continuamente solicitan el apoyo de la familia para apoyar el aprovechamiento del niño en la escuela.

 

El método conductista, tuvo tanto impacto  en la educación escolarizada del siglo pasado, este método empleaba el condicionamiento y el castigo como una práctica válida y generalizada.  Las tareas escolares, tradicional costumbre, suponían ser un repaso de lo que se veía en el día para fijar el conocimiento adquirido en el salón de clases. Sin embargo las tareas se volvían una pesadilla, por el exceso de ellas y la dificultad que presentaban,  por supuesto, siempre existieron y existen excepciones y hay niños a los que les agradaba y agrada hacer los deberes.

 

En la actualidad  estudios contemporáneos aportan que el ambiente de aprendizaje repercute en el bienestar de los niños, en su desempeño académico e incluso su motivación y permanencia en la escuela, así como en la finalización  de sus estudios.

 

Resulta cada vez más claro que las emociones dejan una huella duradera, ya sea positiva o negativa en los logros de aprendizaje.  Ahora bien  ¿Cómo es el ambiente en el hogar al realizar estos trabajos? En  comentarios solicitados a  personas encargadas de apoyar a los niños en la realización de las tareas escolares durante esta crisis, se ha encontrado que muchos niños se niegan a realizar las tareas, existen  distractores que impiden la concentración, desde si hay bebés o hermanos mas pequeños, hasta la música del vecino, entre otras, la dificultad en el adecuamiento del espacio físico en donde  se realizaran dichas labores, la dificultad al haber más de un hijo al que hay que apoyar.

 


Antes de la pandemia era común escuchar comentarios acerca del exceso de tareas escolares, tareas que no permitían a los niños realizar otras actividades, ahora con la cuarentena se siguen escuchando comentarios acerca de la dificultad de los niños por realizar las tareas en casa, me imagino una escena en casa, mamá desesperada por cumplir con su trabajo desde casa, o el realizar las tareas domésticas pero ahora con el extra de ayudar al niño que no quiere hacer la tarea, en fin,  debido al encierro los niños se ven sometidos a cambios que para muchos de ellos es muy difícil adaptarse, aunado a esto  se presenta la dificultad del tener que recibir la guía directa de la familia, es obvio decir que los padres tienen una manera distinta de explicar, los niños se confunden, se angustian, y en general suelen presentarse conflictos, en el caso de los niños más pequeños evidentemente la obligación de realizar la tarea es para los papás. Es importante recordar que los padres no son maestros, los maestros  se prepararon y reciben cursos y talleres continuamente para poder dar clases a grupos numerosos de niños. Entonces  cómo lograr en casa que los niños se comprometan con su aprendizaje, como despertar  el amor, la curiosidad y la disposición positiva hacia estas tareas ¿cómo la familia podrá despertar estas motivaciones?

 

 

Un consejo que se puede dar en estos casos es dejar que los niños resuelvan por sí solos las tareas en la medida de lo posible. Ayudarlos a interpretar las instrucciones, proporcionales los materiales, pero cuando pidan que la hagan por ellos contestar: es tu tarea y tú la puedes hacer solo.

 

Esta crisis ha hecho necesario que se valore la escuela, que se valore al maestro, es necesario que la familia se integre, pregunte, comunique, aclare dudas,  así como que los  profesores se mantenga abiertos a las opiniones de la familia, a sus inquietudes.  No sabemos a ciencia cierta cuánto tiempo más dure este encierro, no se trata de evadir el apoyo que la familia tiene en relación al aprendizaje escolar, se trata en mi opinión de lograr un cambio, no agobiar con prácticas repetitivas del siglo pasado que solo generan caos y abatimiento en los alumnos, es necesario optimizar los sistemas de enseñanza para aprovechar el tiempo de la escuela, generar aprendizajes para la vida, claro que  las matemáticas y lenguaje oral y escrito, son claves para acceder a otros conocimientos,  pero solo conocimientos sin principios y valores formaran personas sin conocimiento de sí mismas, sin sanas relaciones con los demás y susceptibles de ser manipuladas.

 


 

Es momento de que tanto en casa como en la escuela se dé  formación y no solo información, es momento de cuestionarse si se le están dando herramientas a los hijos y alumnos para afrontar crisis como la actual,  es importante  preguntarse ¿Esta familia es responsable de la formación de sus hijos? ¿Se vive con ejemplo del cual los hijos se sientan orgullosos?  ¿Se tiene calidad de vida en el hogar, en cuanto a alimentación, convivencia, recreación, deporte y descanso? ¿Existe un apoyo espiritual en el hogar? ¿Es el premio o el castigo los moderadores de la conducta? ¿Enseñas con ejemplo a que tus hijos se amen, se acepten y se comprendan? ¿A qué aspectos se le da importancia en esta familia? ¿Dejan que solo  la escuela sea la responsable de la educación de los hijos? ¿Eres guía y ayudas a  tus hijos para que encuentren propósito y dirección en sus vidas?

 

Si eres profesora o profesor, ¿Realmente piensas en el contexto de tus alumnos al encargarles las tareas? ¿Sigues preparándote profesionalmente? ¿La lectura forma parte de tu vida? ¿Tus alumnos han asistido con agrado a tus clases? ¿Tus contenidos son importantes para la vida de tus alumnos o solo son contenidos  requeridos por  autoridades? ¿Guías a las familias para que les sea más fácil apoyar en las tareas escolares a sus hijos? ¿Guías y ayudas a  tus alumnos  a encontrar propósito y dirección a sus vidas?

 

Estos cuestionamientos y otros más son necesarios para que cada quien desde donde se encuentre siga haciendo su mayor esfuerzo, nuestros niños merecen vivir digna y libremente,   los niños son personas activas, pensantes, con capacidades y potenciales para aprender en interacción con los que les rodean.

 

 

En cuanto a las tareas escolares todavía hay mucho debate, están los pedagogos que se posicionan a favor de este tipo de trabajos. Defienden su utilidad para aprender y adquirir valores fundamentales como la constancia, la disciplina y la autonomía, además manifiestan su capacidad de generar hábitos de estudio y de trabajo necesarios para traer una vida organizada. Pero también existen estudios que confirman lo que se  sospechaba,  hacer excesivas tareas no solo es inútil sino hasta contraproducente, en los países en los que pasan más tiempo haciendo tareas, los logros son menores.

 

 

Existen diferentes posibilidades educativas donde a través del respeto, creatividad,  arte, juego y movimiento los  niños aprenden en compañía de los demás. No está de más conocer estos diferentes enfoques y aplicarlos ya sea que seas una madre, padre, abuela, profesor o profesora, lo importante es mantener una mente abierta a nuevas perspectivas y evolucionar para el bien de las generaciones actuales y futuras.   

 

 

 

¿Tú cómo vives el tema de las tareas con tus hijos?

Te dejaré algunos videos acerca de este tema, te recomiendo en especial el primero  acerca de la resiliencia, es un documental largo pero  la pena verlo completo,  El resto de los enlaces tienen enfoque y puntos de vista interesantes.    

    




Escribir comentario

Comentarios: 0