· 

¿Sabías que… las bebidas energizantes, no son tan saludables?


Las bebidas energizantes tienen amplia distribución.  Su publicidad engañosa acerca de que son saludables además de sus propiedades estimulantes ha incrementado su consumo. La sobreexcitación y obesidad son los principales riesgos de las bebidas energéticas  y lo más peligroso es que su venta no tiene restricción y la están ingiriendo niños y adolescentes.

 

Estas bebidas energizantes se  usan para casi todo, para aumentar el rendimiento físico, para estudiar, para mantenerse despiertos y no dormirse,  para mezclarlas con bebidas alcohólicas. La gran cantidad de azúcar que llevan, sumada a  elevadas dosis de cafeína, las convierten en auténticas bombas. Si un refresco es nocivo, las bebidas energizantes  tienen más del doble del valor energético que un refresco.

 

Entre los efectos secundarios de la ingesta de estas bebidas se mencionan las siguientes:

 

EFECTOS SECUNDARIOS DEL CONSUMO DE CAFEÍNA: las bebidas energéticas contienen alrededor de 75 a 200 miligramos de cafeína por porción. Es más del doble de los 34 miligramos de cafeína en un refresco carbonatado. Algunas bebidas energéticas también contienen aditivos como Guaraná, que contienen cuatro veces la cantidad de cafeína que tienen los granos de café. El consumo excesivo de cafeína puede conducir a efectos negativos para la salud tales como náuseas, alteraciones del sueño, problemas cardiovasculares, nerviosismo, dolor de cabeza, micción frecuente, nerviosismo y dificultad en la concentración.

 

COMPLICACIONES MÉDICAS: Los ingredientes no regulados en las bebidas energéticas pueden interactuar con ciertos medicamentos causando  serios problemas de salud para niños que sufren de convulsiones, anomalías cardíacas, trastornos del humor y del comportamiento.

 

CARIES Y AUMENTO DE PESO: Las grandes cantidades de azúcar presentes en las bebidas energéticas pueden causar decadencia dental, aumento de peso y  obesidad.

 

PÉRDIDA DE DENSIDAD ÓSEA: El consumo excesivo de bebidas energéticas puede causar pérdida de densidad mineral ósea. Muchos estudios sugieren que la cafeína presente en las bebidas energéticas puede interferir con la absorción de calcio en el cuerpo, lo que conduce a tener huesos débiles.

 

 

En los siguientes videos encontrarás mayor información acerca de estas peligrosas bebidas:

 




Escribir comentario

Comentarios: 0