· 

Janusz Korczak y su legado


El verdadero nombre de Janusz Korczak era  Henryk Goldszmit, nació el 22 de julio de 1878 o 1879 en Varsovia.  

 

Korczak fue médico pediatra, pedagogo, escritor, publicista, activista social y oficial del Ejército Polaco.

 

Janusz Korczak  renunció a una brillante carrera científica para dedicarse al cuidado de los huérfanos. 

 

Tras la ocupación nazi de Polonia el  como tantos otros judíos, es enviado al gueto de Varsovia,  allí se hace cargo de un orfanato con doscientos niños, aun teniendo la oportunidad de huir del gueto, decide no abandonar a los muchachos e incluso viajará con ellos en el tren que los transportará hasta el campo de exterminio. Murió asesinado junto a los niños en las cámaras de gas de Treblinka el 7 de agosto de 1942. Janusz Korczak es una de las figuras legendarias que  emergió de la tragedia del Holocausto.

 

Pedagogo innovador, fue autor de varias publicaciones sobre la teoría y la práctica de la educación. Fue precursor de la lucha en favor de los derechos y la igualdad de los niños. Como director del Orfanato Judío de Varsovia, proveyó a los niños internos de un sistema de autogobierno y la oportunidad de producir su propio periódico “El Maly przeglad”  (La Pequeña Revista) Se trataba de una publicación pionera redactada a partir de material enviado por los niños y dedicada principalmente al lector infantil. Korczak también fue uno de los primeros pediatras en promover la investigación en el campo del desarrollo, la psicología y el diagnóstico educativo del niño.

 

El psicólogo suizo Jean Piaget quien visitó Dom Sierot “El Hogar de los Huérfanos” expresó acerca de Korczak :  

 

“Es un hombre maravilloso  capaz de confiar en los niños y jóvenes de los que cuida, hasta el punto de dejar en sus manos las cuestiones de disciplina y encomendar a algunos de ellos las tareas más difíciles con gran carga de responsabilidad”

 

 

 Korczak siempre asumió su identidad de judío y polaco. En sus escritos se encuentran  muchas  ideas esenciales de su programa pedagógico  que hoy conservan todavía  su vigencia. Sus reflexiones  reflejan la necesidad de introducir nuevos métodos de enseñanza en la escuela,  criticando la enseñanza tradicional y el divorcio entre los programas escolares y la vida, reprocha  el excesivo formalismo de la relación entre maestros y alumnos. Abogó por que se crearan escuelas en las que los niños se sintieran a gusto, recibieran una enseñanza interesante y útil y donde se desarrollaran relaciones armoniosas entre maestros y niños. Subrayó la necesidad de crear un sistema global de educación mediante la cooperación de la escuela, la familia y las diversas instituciones sociales.     

 

A los treinta años de su muerte se le concedió, a título póstumo, el Premio de la Paz de los Libreros Alemanes. En su honor también se entrega el Premio Janusz Korczak de literatura. Entre los libros que escribió se encuentra  “Diario del gueto” un inestimable testimonio autobiográfico, un fragmento  del mismo expresa: Dios mío. Te doy las gracias, buen Dios, por los prados y las puestas de sol de tantos colores, por la frescura de la brisa vespertina después de un día de bochorno y fatiga. ¡Dios, cuán sabia fue tu decisión de hacer que las flores despidieran fragancia, que los gusanos de luz brillaran a ras de tierra y los destellos de las estrellas titilaran en el firmamento!  ¡Qué alegre es la vejez!  ¡Qué agradable es el silencio! Un descanso placentero.

 

Una de las notas que dejó Korczak en su diario era una súplica: ¡Que las únicas guerras del futuro fueran competiciones para escribir la más hermosa oración que diera gracias a Dios!

 

Te dejo algunos enlaces sobre la vida y obra de esta honorable persona, algo que no se puede decir de muchos el día de hoy.

 

Descarga el Libro en PDF



Escribir comentario

Comentarios: 0