· 

La importancia de reciclar el papel


El papel es un material que se fabrica principalmente a partir de la celulosa, esta  se obtiene  principalmente de los árboles. La celulosa es el principal componente de la membrana de las células que forman las plantas y para obtenerla, es necesario triturar grandes cantidades de árboles. Una vez que se ha obtenido la celulosa, esta se somete a diferentes tratamientos que permiten crear las hojas de papel, según el tipo de papel que se quiera producir, los métodos serán de un tipo u otro. Sin embargo, en la mayoría de las veces, se tratará de procesos que incluirán  productos químicos contaminantes. Un buen ejemplo lo encontramos en el uso del cloro, que permite blanquear el papel hasta lograr el característico color blanco de las hojas.

 

Si reciclamos el papel, ello permitirá  reducir la cantidad de árboles que se tienen que talar, si se consigue recuperar la celulosa mediante el reciclaje, esta se podrá volver a usar en la nueva  fabricación de papel.  Para que nos hagamos una idea, por cada tonelada de papel que se recicla se evitará  la tala de 18 árboles.

 

Es conocido que las plantas, y en especial los árboles, son importantes  para  conservar en equilibrio los ecosistemas del planeta. Los árboles son los responsables de producir el oxígeno que respiramos y además,  tienen la capacidad de reducir la contaminación presente en la atmósfera que causa enfermedades de tipo respiratorio. Por otro lado, el oxígeno que producen los árboles lo elaboran a partir del CO2 presente en el aire, el principal Gas de Efecto Invernadero (GEI) que es causante del cambio climático en nuestro planeta.

 

Reciclar papel  tiene un impacto positivo a la hora de reducir la cantidad de basura que generamos, de este modo, se reduce una parte importante de los desperdicios que terminarían en incineradoras o peor aún esparcidos en el medio ambiente. Es importante tener en cuenta que, aunque la celulosa del papel es un material biodegradable, esta basura libera al medio ambiente muchos de los productos químicos usados en la fabricación del papel, como por ejemplo el cloro, estos químicos  terminan contaminando los espacios naturales.

 

Para reciclar el papel  lo primero que hay que hacer es reunirlo y transportarlo a un centro de recolección, donde empezará el proceso de reciclaje. Sin embargo unas sencillas medidas antes de enviarlo al centro de recolección  es utilizar  las hojas usadas en documentos que no sean tan importantes,  o reutilizar las hojas elaborando pequeños cuadernillos para notas o mensajes, incluso puedes reciclar el papel y utilizarlo en pastas para cuadernos u otros usos que le quieras dar.

Del papel reciclado por la industria  se puede obtener papel reciclado de alta calidad, también  es habitual verlo en productos que no  requieren un acabado muy fino, como puede ser el papel higiénico, las servilletas o los cartones para envolver. Otras medidas para reducir el consumo de papel  son:

 

· Evitar hacer impresiones que no sean necesarias. Mucha gente trabaja con documentos digitalizados que se pueden enviar online.

· Evitar imprimir las transacciones realizadas en los cajeros automáticos.

· Elegir la opción de recibir información vía correo electrónico de facturas y pago de servicios.

· Preferir los tickets electrónicos para conciertos o todo tipo de eventos.

· Reutilizar las fotocopias y el papel de las impresoras usando ambas caras.

Utilizar papel reciclado permite ahorrar importantes cantidades de energía y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

Te dejo los siguientes videos donde encontrarás mayor información acerca del tema.

 




Escribir comentario

Comentarios: 0