· 

Trastorno esquizotípico de la personalidad


 

Es un padecimiento mental por el cual una persona tiene dificultad con las relaciones interpersonales y tiene  alteraciones en los patrones de pensamiento, apariencia y comportamiento.

 

Quienes tienen este trastorno Se caracterizan como extrañas o excéntricas y por lo general tienen pocas o ninguna relación cercana. Generalmente no entienden cómo se forman las relaciones o el impacto de su conducta en los demás. Estos problemas pueden generar ansiedad severa y una tendencia a evitar situaciones sociales.

 

 

El trastorno esquizotípico de la personalidad comúnmente incluye cinco o más de estos síntomas:

· Vestirse de manera peculiar, como parecer desaliñado o usar ropa que combine de manera extraña.

· Tener pensamientos, creencias, discurso,  gestos extraños, conductas peculiares, excéntricas o inusuales.

· Experiencias perceptivas extrañas, como escuchar que alguien susurra el nombre.

· Falta de expresión emocional o respuestas emotivas limitadas o  inadecuadas.

· Ansiedad social y falta de relaciones cercanas o incomodidad con dichas relaciones, carecer de amigos cercanos fuera de la familia inmediata.

· Creer que puede ejercer influencia en personas y acontecimientos con el pensamiento.

· Creencia de que determinados incidentes o acontecimientos casuales tienen mensajes ocultos exclusivos para la persona.

· Pensamientos sospechosos o paranoicos y dudas constantes sobre la lealtad de los demás.

· Creencia en poderes especiales, como telepatía mental o supersticiones.

· Percepciones inusuales, como sentir la presencia de una persona ausente o tener ilusiones.

 

El trastorno se diagnostica generalmente en la edad adulta temprana y es probable que dure toda la vida, aunque el tratamiento, como son los medicamentos y la terapia, pueden mejorar los síntomas.  Se desconoce la causa exacta del TEP.

Factores genéticos, psicológicos y ambientales podrían estar involucrados en este padecimiento:

 

· Genéticos: El TEP parece ser más común entre parientes, algunos estudios han revelado que con  frecuencia se encuentran algunos genes defectuosos en personas con TEP.

· Psicológicos: la personalidad, la habilidad de lidiar con el estrés y de manejar las relaciones con otros de una persona puede contribuir al TEP.

· Ambiental: sufrir un trauma emocional cuando niño y el estrés crónico también pueden jugar un papel en el desarrollo del TEP.

 

El trastorno esquizotípico de la personalidad puede confundirse fácilmente con la esquizofrenia, una enfermedad mental grave en la que las personas pierden contacto con la realidad (psicosis). Aunque las personas con trastorno esquizotípico de la personalidad pueden experimentar episodios psicóticos breves con delirios o alucinaciones, los episodios no son tan frecuentes, prolongados o intensos como en la esquizofrenia.

Otra distinción clave es que las personas con trastorno esquizotípico de la personalidad por lo general pueden ser conscientes de la diferencia entre sus ideas distorsionadas y la realidad. Las personas con esquizofrenia generalmente no pueden ser alejadas de sus delirios.

Las personas con trastorno de la personalidad esquizotípico son propensas a buscar ayuda solo a instancias de amigos o familiares. Si se sospecha que un amigo o familiar puede tener el trastorno, se le puede  sugerir suavemente que busque atención médica con  un profesional de la salud mental.

 

Las personas con  trastorno esquizotípico de la personalidad si no se atienden tienen  los siguientes riesgos:

· Depresión

· Ansiedad

· Esquizofrenia

· Episodios psicóticos temporales, generalmente en respuesta al estrés

· Problemas con el alcohol o las drogas

· Intentos de suicidio

· Problemas de relaciones sociales en el trabajo y  la escuela.

 

 

En los siguientes videos  podrás encontrar mayor información acerca del tema:



Escribir comentario

Comentarios: 0