· 

Ajedrez: el juego de la estrategia


El ajedrez activa el cerebro y lo pone en funcionamiento debido a que los jugadores deben pensar para poder diseñar las mejores jugadas y acabar con el rey del oponente. Este deporte mental tiene el poder de mejorar la memoria, ya que los participantes deben retener multitud de jugadas en su cabeza para poder vencer a su adversario.

 

Este juego es entre dos contrincantes, cada uno dispone de 16 piezas móviles que se colocan sobre un tablero dividido en 64 casillas alternadas en colores blanco y negro que constituyen las posibles posiciones de las piezas. En su versión de competición, está considerado como un deporte mental aunque en la actualidad tiene un enfoque social, educativo y terapéutico.

 

Las  dieciséis piezas de este juego son un rey, una reina, dos alfiles, dos caballos, dos torres y ocho peones.

 

Una referencia fiable del origen del ajedrez se encuentra en el noroeste de la India, a partir de un juego llamado Chaturanga, mencionado en algunos escritos en el siglo V. El inventor del ajedrez el sabio Sissa, inventó para recreo y entretenimiento de su señor el rey Belkib, el juego que llamó chaturanga.

 

Era un juego de estrategia o de guerra que daba ideas al respecto de cómo disponer, distribuir y mover al ejército en batalla, y cuyas piezas originales eran el rey, un ministro, caballos, carros y peones o infantes. Algunos autores creen que el ajedrez  evoluciono en  China y desde ahí se extendió a Rusia, Persia y Europa. En 1851 se celebró en Londres el primer campeonato mundial de ajedrez.

 

En este período también aparecieron los primeros jugadores profesionales de ajedrez, primero en Londres, el principal centro de ajedrez en la época y después en otras ciudades. Después de la Primera Guerra Mundial, el ajedrez comenzó a ser revolucionado por un nuevo estilo, denominado hipermoderno, que abogaba por el control del centro a la distancia y el uso de los alfiles flanqueados.

 

A partir del torneo de San Petersburgo de 1914, crecieron las iniciativas para la creación de un organismo regulador de este  deporte,  finalmente en 1924 fue creada la FIDE  (Federación Internacional de ajedrez). En Rusia después de la revolución,  los líderes de la Unión Soviética incentivaron la enseñanza del ajedrez a las grandes masas para el entrenamiento de la mente y la preparación para la guerra en tiempo de paz. El estado tomó control de la organización de competiciones, incluyendo eventos internacionales. El incentivo gubernamental llevó a la creación de la Escuela Soviética de Ajedrez, liderada por el futuro campeón mundial Mikhail Botvinnik. La escuela soviética abogaba una preparación física y psicológica que incluía un análisis detallado de las partidas de los opositores para explotar las debilidades y fortalecer su propia estrategia para la confrontación.

 

Te invito a jugar este maravilloso juego que te hará pasar momentos muy amenos, además de favorecer tu memoria y creatividad entre otras  habilidades.

 

 

Te dejo los siguientes videos donde podrás encontrar más información acerca de este maravilloso juego:     

 

 



Escribir comentario

Comentarios: 0