· 

Trastorno Bipolar


 

El trastorno bipolar, antes denominado depresión maníaca, es una enfermedad mental severa,  quienes la sufren experimentan cambios de ánimo poco comunes, pueden pasar de ser muy activos y felices a sentirse muy tristes y desesperanzados, estos cambios en el estado de ánimo  afectan el sueño, la energía, el nivel de actividad, el juicio, el comportamiento y la capacidad de pensar con claridad.

 

El trastorno bipolar es una afección de por vida, los cambios en el estado de ánimo y otros síntomas se pueden controlar siguiendo el tratamiento y con  apoyo psicológico (psicoterapia). Si este trastorno no se trata,  puede dañar las relaciones personales, causar bajo rendimiento en la escuela o en el trabajo e incluso el suicidio. Los síntomas pueden causar cambios impredecibles en el estado de ánimo y el comportamiento, lo cual da como resultado un gran sufrimiento y dificultades en la vida.

 

 

 

Este trastorno puede aparecer a cualquier edad, generalmente se diagnostica en la adolescencia o poco después de los 20 años. Los síntomas pueden variar de una persona a otra y pueden cambiar con el paso del tiempo. Los episodios maníacos  pueden provocar una desconexión de la realidad (psicosis) y requerir hospitalización.

 

 

***

Síntomas del trastorno bipolar:

 

· Episodios anormales de optimismo, nerviosismo o tensión

· Aumento de actividad, energía o agitación

· Sensación exagerada de bienestar y confianza en sí mismo (euforia)

· Menor necesidad de dormir

· Locuacidad inusual

· Frenesí de ideas

· Distracción

· Tomar malas decisiones, cómo hacer compras compulsivas, tener prácticas sexuales riesgosas o hacer inversiones absurdas

· Verborrea o exceso de hablar.

 

Un episodio depresivo mayor consiste en síntomas que son lo suficientemente graves para causar dificultades evidentes en las actividades cotidianas, como el trabajo, la escuela, las actividades sociales o las relaciones.

 

 

***

Un episodio comprende cinco o más de los siguientes síntomas:

 

· Estado anímico depresivo, como sentirse triste, vacío, desesperanzado o tener ganas de llorar, aunque en niños y adolescentes, el estado anímico depresivo puede manifestarse como irritabilidad.

· Marcada pérdida del interés o de la capacidad para sentir placer en todas o en casi todas las actividades.

· Adelgazamiento importante sin hacer dieta, aumento de peso, o disminución o aumento del apetito; en niños, la imposibilidad para aumentar de peso según lo esperado puede ser un signo de depresión.

· Insomnio o dormir demasiado

· Agitación o comportamiento más lento

· Fatiga o pérdida de la energía

· Sentimientos de inutilidad, o culpa excesiva o inadecuada

· Disminución de la capacidad para pensar o para concentrarse, o indecisión

· Pensar en el suicidio, planificarlo o intentarlo

 

 

Otras características del trastorno bipolar pueden comprender  depresión, ansiedad, melancolía y psicosis. Asimismo, los síntomas de este trastorno pueden presentarse durante el embarazo o cambiar de acuerdo con las estaciones del año.

 

En los niños y  adolescentes Los síntomas de trastorno bipolar pueden ser difíciles de identificar. Con frecuencia es difícil poder decir si estos altibajos son normales o si son el resultado de estrés, de un trauma, o señales de otro problema de salud mental. A pesar de los extremos anímicos, las personas que padecen trastorno bipolar a menudo no reconocen hasta qué punto su inestabilidad emocional altera su vida y la de sus seres queridos. La euforia siempre viene seguida de un bajón emocional que puede dejarle deprimido, exhausto y hasta quizá con problemas económicos, legales o de relaciones.

 

 

Es necesario consultar con un profesional de la salud mental si tú o un ser querido tienen algún síntoma de depresión o de manía, el trastorno bipolar no mejora solo. Recibir tratamiento de parte de un profesional con experiencia en trastornos bipolares puede ayudar a controlar los síntomas, así como tener una red de personas que apoyen en esos momentos de crisis  como amigos, familiares, y profesionales.

 

 

***

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer trastorno bipolar o que pueden actuar como desencadenantes del primer episodio son:

 

· Tener un pariente consanguíneo (como padre o hermano) con trastorno bipolar

· Períodos de mucho estrés, como la muerte de un ser querido u otras experiencias traumáticas

· Abuso de alcohol o de drogas

 

***

Esta enfermedad si no se trata puede tener las siguientes complicaciones:  

 

· Problemas relacionados con el consumo de alcohol y de drogas

· Suicidio o intento de suicidio

· Problemas legales o financieros

· Relaciones dañadas

· Desempeño deficiente en el trabajo o en la escuela

· Otras afecciones simultáneas como trastornos de ansiedad, trastornos de la alimentación, trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH), problemas de drogas o alcohol, problemas de salud física, como enfermedades cardíacas, problemas de tiroides, dolores de cabeza u obesidad.

 

No existe una forma de prevenir el trastorno bipolar. Sin embargo, recibir tratamiento tan pronto aparecen los primeros signos de un trastorno de salud mental puede ayudar a evitar que el trastorno bipolar u otras enfermedades de salud mental empeoren.

 

***

Si te han diagnosticado trastorno bipolar, algunas estrategias pueden ayudarte a evitar que los síntomas leves se conviertan en episodios maníacos o depresivos completos:

 

· Presta atención a las señales de advertencia para tratar los síntomas de forma temprana, esto  puede evitar que los episodios empeoren. Es posible identificar un patrón en los episodios bipolares y qué es lo que los desencadena. Si se siente que se está a punto de entrar en un episodio maníaco o depresivo, es necesario llamar al médico.

· Evitar el consumo de alcohol o drogas recreativas ya que su consumo puede empeorar los síntomas y aumentar las probabilidades de que regresen.

· Tomar los medicamentos exactamente como se  indicó, pues es posible sentirse tentado a suspender el tratamiento, sin  embargo dejar de tomar el medicamento o reducir  la dosis por cuenta propia hará que se  sufra efectos de abstinencia o que los síntomas empeoren o regresen.

 

 

En los siguientes videos podrá encontrar mayor información acerca de este trastorno:

 



Escribir comentario

Comentarios: 0