· 

Semillas de girasol…. para nutrirse


Las semillas de girasol se caracterizan por ser ricas en vitamina E, esta vitamina es un potente antioxidante, ayuda a mantener sanas las células y con ello evita diversas enfermedades, por ejemplo, evitan que se oxide el colesterol, impidiendo así que se adhiera a las paredes de los vasos sanguíneos, reduciendo el riesgo de eventos cardiovasculares.

 

Además, la vitamina E disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de colon, así como de complicaciones en personas con diabetes mellitus. En las mujeres en etapa de la menopausia disminuye la severidad y la frecuencia de los bochornos. El efecto antioxidante de estas semillas conlleva a generar efectos antiinflamatorios que resultan en la reducción de los síntomas de asma, osteoartritis y artritis reumatoide.

 

Las semillas de girasol  son ricas en minerales, como el manganeso, calcio, cobre, fósforo y selenio, que promueven la salud ósea, entre muchas otras funciones vitales del cuerpo.

 

Los ácidos grasos que contienen, son de los más saludables, beneficiando  la salud cardiovascular. Las semillas también son  ricas en fibra, por lo que es un alimento muy completo para consumir como snack. Aunque su contenido calórico es alto se puede decir que son calorías de buena calidad. Con una porción de 30 gramos, 3 cucharadas aproximadamente se obtienen alrededor de 200 calorías, por lo que es recomendable consumirlas sin sal, o añadirlas a la granola, al jugo verde o a las ensaladas. Se recomienda preferir las semillas al aceite de girasol, ya que éste último  se refina y  pierde algunas de las propiedades mencionadas.

 

Lo más recomendable es consumir las semillas de girasol sin  cáscara, para evitar lesiones internas.

 

 

Te dejo los siguientes video con más información acerca de esta maravillosa semilla:



Escribir comentario

Comentarios: 0