· 

El humor y la espiritualidad

 

El humor no está reñido con  la profundidad de la vida, ante las dificultades de la vida, este nos ayuda a la aceptación de la realidad, sirve como válvula para liberar tensiones, disipar preocupaciones y relajarnos, ya que las emociones estresantes como el enojo, la depresión, la angustia y la ansiedad provocan un impacto negativo en la salud, en cambio la risa provoca una estimulación fisiológica positiva.

 

El humor es una cualidad espiritual y creativa, un rasgo distintivo y único  del ser humano. La tristeza, el llanto y el dolor los compartimos con el mundo animal, en cambio la risa y el sentido del humor son características típicamente humanas más evolucionadas que corresponden a la capacidad de observación, análisis e interpretación de la realidad. Sin actividad intelectual y espiritual no puede haber humor. El sentido del humor es un sentido propiamente humano.

 

Es bueno saber reírse, sobre todo de uno mismo, tiene que ver con la salud emocional, psicológica y espiritual. No hay que ser siempre  tan  rígido y solemne que no nos permitamos un escape de humor, un poco de frescura y ocurrencia no vienen mal. El permanecer tan serio y rígido no necesariamente significa ser espiritual, se puede ser alguien de mucha profundidad y calidad espiritual y tener calidez y sentido del humor. Esta forma de reirse de uno mismo es una forma de autoconocimiento que nos ubica en una nueva manera de vernos, alimentando la capacidad de resistir y rehacernos frente a los embates y circunstancias que nos toca vivir.

 

El sentido del humor se puede desarrollar y educar pero también se puede desvirtuar e, incluso, perder. Por eso hay que cuidarlo y cultivarlo. No es ir por la vida burlándose de las carencias o defectos de los demás, es buscar lo gracioso en uno, es buscar lo gracioso de la vida. El humor hace que se vuelva a confiar en la vida,  hace fácil el aprender de los errores. Es una actitud, un modo de mirar e interpretar. No hace falta ser humorista de profesión, es  tener la disposición para ver y disfrutar de la vida, con una nueva visión, es la música del alma que está en cada risa y en cada sonora carcajada.

 

 

En los siguientes videos  podrás encontrar mayor información acerca del tema:

 


Escribir comentario

Comentarios: 0