· 

La importancia de las abejas en el ecosistema


  Las abejas tienen un papel muy importante en el ecosistema pues la producción de la alimentación y la biodiversidad mundial depende de ellas. Las abejas utilizan el polen y el néctar de las flores para alimentarse o para producir miel, por lo que a la vez que se alimentan y recolectan polen de los estambres de las plantas, transfieren semillas. Este tipo de relación, es un ejemplo de dependencia simbiótica.

 

Teniendo en cuenta el papel que juegan las abejas en el proceso de polinización cruzada, se entiende la importancia que tienen en la biodiversidad del cultivo y en la agricultura y viceversa. De hecho hay estudios que afirman que un tercio de la alimentación que consumimos diariamente es producto de la polinización de las abejas. Sin embargo y a pesar de su importante papel en el equilibrio del ecosistema  las poblaciones de abejas están disminuyendo drásticamente a escala global, no sólo en nuestro continente, sino en todo el mundo, esta desaparición alarmante de las abejas también significa que las cosechas y la producción de alimentos están en riesgo.

 

Varios  son los factores que han contribuido al declive de las abejas, entre ellos están las prácticas de la agricultura industrializada, tales como la monocultura, así como el empleo de  pesticidas y  herbicidas que están llevando a la pérdida de hábitats de las abejas y, a largo plazo, contribuyen al cambio climático. El monocultivo reduce la biodiversidad y la disponibilidad de la flora y, teniendo en cuenta la simbiosis de las especies, también reduce las fuentes de alimentación de las abejas.

 

Para poder asegurar la supervivencia de las abejas, y otros polinizadores, se deberían tomar medidas políticas enfocadas a los sistemas de cultivo, pero a nivel individual con gestos simples también podemos aportar nuestro granito de arena:

Reemplazar productos de horticultura que lleven neonicotinoides por alternativas biológicas tales como nematodes o BT (Bacillus thuringiensis).

 

Crear un ecosistema de diversos hábitats basándonos en la rotación de cultivos para controlar plagas y favorecer a las abejas.

Consumir productos ecológicos, locales y de temporada para apoyar al sistema de agricultura ecológica, lo cual es menos perjudicial.

 

Localizar a los apicultores cercanos y comprar sus productos provenientes de la colmena, que incluyen la cosmética de cera, miel, propóleo y jalea real, para apoyar la crianza sostenible de abejas.

 

 

En los siguientes videos encontrarás mayor información acerca de este  tema:

 




Escribir comentario

Comentarios: 0