· 

Madonna Litta de Leonardo Da Vinci


Es una pintura atribuida por muchos investigadores al pintor renacentista italiano Leonardo da Vinci. Pertenece a los años 1490-1491. Se trata de una Virgen de la Leche, en la que aparece María dando el pecho a su Hijo. Ella se encuentra de perfil, con el pelo recogido en un velo de gasa y pedrería. Viste un manto azul en armonía con el color del cielo que se ve a través de las ventanas simétricas del fondo. Da Vinci pone en evidencia la Virgen como mediadora entre el cielo y la tierra.

 

Esta obra de arte se ejecutó al temple sobre tabla, habiéndose transferido a tela. Mide 42 cm. de alto y 33 cm. de ancho. Se conserva en el Museo del Hermitage de San Petersburgo en Rusia.

 

Hay numerosas réplicas de la obra realizadas por otros pintores renacentistas. Se conserva un esbozo preliminar de la cabeza de la Virgen, realizado por Leonardo, en el Louvre. La postura del Niño tiene un raro escorzo en su cabeza, de manera que está mirando al mismo tiempo que se amamanta del pecho de su madre. Un pecho que por cierto tapa con una mano, para no saltarse las normas del buen decoro de la época y en la otra mano  casi oculta entre el regazo de ambos personajes.

 

Contrasta la mirada del Niño con el ojo completamente abierto con el gesto de los ojos semicerrados de la Virgen, en una actitud que inmediatamente transmite una inmensa ternura hacia su hijo.

 

En definitiva, sin ser una de las grandes obras de Leonardo da Vinci, está obra  posee belleza

y ternura plasmada por este gran artista.


Escribir comentario

Comentarios: 0