· 

Contaminación por pirotecnia


En México y en el mundo los  fuegos artificiales son sinónimo de algarabía en los múltiples festejos y celebraciones, sin embargo estas luces y cohetes  tienen su lado negativo, ya que la pirotecnia es un agente importante de contaminación del aire, lo que se puede considerar un pequeño y explosivo gusto de algunos segundos, dejan tras de sí muchos  elementos perjudiciales para el ambiente y la salud de los seres vivos. Estos elementos cono son partículas metálicas, toxinas, humo y productos químicos potencialmente dañinos  permanecen en el aire una vez que termina el espectáculo.

 

El uso de fuegos artificiales durante las celebraciones generan concentraciones importantes de partículas suspendidas que pueden llegar a superar hasta 10 veces el rango permitido por las normas oficiales. Aunque se encuentre uno a  muchos metros de distancia,  el olfato nos reporta la polución que genera esa mezcla de nitratos, sulfatos y percloratos en fórmulas de sodio, cobre, estroncio, litio, antimonio, magnesio y aluminio, sin olvidar el bario, de isótopos radiactivos que nos ofrece el color verde.

 

Neutralizantes, oxidantes y aglomerantes se mezclan en la pirotecnia, además del perclorato de sodio que da propulsión al cohete, los metales pesados que aportan el color y los aerosoles que producen la detonación.

Ya en los aires, esa mezcla libera, entre otros, monóxido de carbono  y partículas suspendidas  y, junto con las emisiones del transporte, fábricas, fogatas, calentones y quema de llantas o basura, genera alta contaminación, escasa visibilidad y sensación de neblina.

Los contaminantes de la pirotecnia y gases tienen el potencial de quedarse mucho tiempo en el ambiente que respiramos, haciendo que el aire del exterior sea peligroso, particularmente para aquellas personas con algún problema en su sistema respiratorio, como asma u otras enfermedades pulmonares. Lo que resulta alarmante es que, parte de esta contaminación del aire puede llegar a los rincones del hogar.

Estudios recientes de investigadores de la Facultad de Geografía de la Universidad Autónoma del Estado de México, alertan sobre los efectos negativos que provoca lanzar cohetes al aire durante el ciclo de lluvias.

Destacan que estos provocan retraso en el ciclo de las lluvias generando contaminación atmosférica, ya que los cohetes disipan el aguacero desvaneciendo las gotas de agua con que está creada la nube y no llueve como debería llover, provocando también gran contaminación por la pólvora que se quema.

Unos segundos de color, sonido y explosiones, genera mucha contaminación que a veces no se ve, lo que en el pasado representaba júbilo el día de hoy ocasiona que haya un desequilibrio en nuestro planeta. Digamos no a la pirotecnia, por nosotros, por nuestro planeta, y por el futuro de la humanidad.

 

Te dejo algunos videos acerca de este tema para que puedas encontrar mayor información:



Escribir comentario

Comentarios: 0