· 

Un propósito


Ya paso la Navidad e inicio  el nuevo año 2021, dejando  muchas interrogantes acerca de lo que nos depara este nuevo ciclo. Aun a pesar de tantas lecciones  del pasado 2020, donde nos dimos cuenta de que como seres humanos no tenemos ningún control sobre nada y que todo cambia de un momento a otro,  pudimos ver alcance del virus  que provoco un desequilibrio económico, social y político, aun con todo ello,  es posible ver que seguimos con antiguas costumbres, y los cambios que se necesitan  para ser más coherentes con la vida no se realizan.  

 

Es desesperante  observar que ni aun con toda la problemática producida por  la pandemia, no hemos aprendido a realizar esa transformación tan necesaria para afrontar la actual crisis del planeta. Es desconsolador observar  que los camiones de  basura lleven secos y extintos cientos de los antes tan apreciados árboles de navidad, que en las calles los niños  y adultos siguieron utilizando cohetes y luces, y que quizá alguno de ellos provoco incendios forestales, aunado a ello la contaminación auditiva provocada por los cohetes tanto para mascotas como para las  personas, con estos hechos es posible preguntarnos acerca de  la idea de tener en el hogar un fresco y enorme árbol natural lleno de luces y esferas ¿Eso nos  hizo  ser mejores seres humano?, ¿Esta tradición pudo rescatar lo mejor lo mejor de cada persona en los  hogares? ¿Realmente una decoración podría crear  la felicidad, unión y  amor en las familias?, ¿Seguimos creyendo que encontraremos respuestas y propósito en lo externo?   En caso de que así sea,  ¿podríamos obviar el cortar ese preciado árbol por otra alternativa?  ¿Podrías haber optado  por dejar de utilizar pirotecnia, y crear alternativas que realmente acerquen a la familia?.

 

Te has puesto a pensar que ese árbol cuyo restos van a la basura  fue un ser vivo como tú, como yo, como tus hijos.  Era un ser vivo que estaba contribuyendo a oxigenar el planeta, que no merecía ser cortado porque su propósito era ayudar a disminuir la contaminación. Te has puesto a pensar, que como tú,  millones de personas  también mantienen viva  una tradición que el día de hoy va contra nuestra supervivencia, contra el futuro de nuestros niños. El significado de la Navidad  es el amor incondicional, el sacrificio, la renuncia, el perdón,  la Navidad no es un árbol, luces, esferas, ruido, cohetes, mercadotecnia, es una época de acercarnos a lo que somos realmente, Deseo que en este año 2021 hagas los cambios necesarios pensando en tu familia para que ellos puedan  disfrutar de un planeta, sano y limpio, si tu logras cambiar algo en ti, en tu entorno, en tu familia con ello, solo con ello  podrás despertar y  ser parte del mundo,  ya no serás parte del viejo mundo donde lo que importaba estaba muy alejado de la verdadera esencia del ser humano. Tú puedes contribuir con esos cambios, ese puede ser tu propósito en este 2021, te necesitamos…

 

Te dejo un video de un fragmento del documental Ethos, este documental lleva a la reflexión acerca del estilo de vida por lo que te lo recomiendo.


Escribir comentario

Comentarios: 0