· 

¿SABIAS QUE… APRENDER ALGO NUEVO DEBERIA SER UN HABITO DE VIDA?


Cuando  las actividades de todos los días nos llevan a una vida rutinaria  es el momento de  incorporar nuevos aprendizajes o habilidades sin importar la edad que se tenga. Antes se creía que el desarrollo neuronal terminaba a la edad de 25 años, hoy diversos estudios aseguran que gracias a la plasticidad del cerebro se puede seguir aprendiendo durante toda la vida.

 

El aprender debiera ser  un hábito de vida pues con la práctica y  el entrenamiento de una nueva habilidad ayudamos al  cerebro  a que   produzca una mayor cantidad de mielina. A través de este proceso es que las neuronas potencian su rendimiento teniendo una mejor conexión entre ellas. Esto favorecerá que el cerebro incorpore nuevos conocimientos. Al hacer estas conexiones, las ondas cerebrales viajan y se transmiten por distintas zonas del cerebro estimulándolo,  esto hace que  aumenten las emociones positivas como el sentimiento de utilidad y el  tomar decisiones más reflexionadas. También ayuda a reducir el estrés y la ansiedad al concentrarse  en aprender algo que  resulte interesante  reforzando  la autoestima.

 

En el aprender cosas nuevas influye mucho  el interés, el enfoque, la voluntad y la disciplina.

 

Cuestiones como la falta de tiempo o  lo ajetreado de los trabajos dificultan realizar otras actividades, sin embargo para aprender es necesario encontrar algo que  cause novedad, algo que  sorprenda o motive. Eso hará que el  cerebro salga de ese estado de confort. Toda nueva actividad que se  adopte  ayudará a salir de la rutina, y esas horas de ocio desperdiciadas se convertirán en algo productivo, creativo  y entretenido.

 

Aprender cosas nuevas y  mantenerse activo puede llevar un tiempo, pero  se puede empezar con pequeñas acciones cotidianas como el añadir nuevos ingredientes a la misma receta de siempre o tratar de tomar nuevas rutas hacia la escuela o el trabajo, para ello es necesario la voluntad y curiosidad necesarias para aprender un nuevo idioma, tocar un instrumento, aprender a cocinar o jugar un nuevo deporte y  un sinfín de otras actividades. Uno nunca sabe pero puede ser que en la próxima nueva cosa que hagas descubras un talento oculto.

En los siguientes enlaces podrás encontrar mayor información acerca del tema, el tercero es algo largo pero tiene información muy interesante.



Escribir comentario

Comentarios: 0