· 

TRASTORNO DE APETITO DESENFRENADO


El Trastorno de apetito  desenfrenado también llamado, comer compulsivamente  es un trastorno de la alimentación en el cual una persona ingiere, de manera regular, cantidades de comida inusualmente grandes. En este trastorno la persona experimenta una sensación de pérdida de control y no es capaz de parar de comer. Algunos factores que pueden llevar a este trastorno incluyen cambios en la química del cerebro depresión u otras emociones, como sentirse molesto o estresado, llevar una dieta malsana, como no comer suficientes alimentos nutritivos o saltarse las comidas, incluso el  tener familiares cercanos que también tienen un trastorno alimentario

Los síntomas de una persona con trastorno de apetito desenfrenado son:

 

· Consume grandes cantidades de alimento en poco tiempo, por ejemplo, cada 2 horas.

· No puede controlar el comer en exceso, por ejemplo no puede dejar de comer o controlar la cantidad de alimento.

· Consume alimentos muy rápido cada vez.

· Sigue comiendo incluso cuando está lleno (se da atracones) u hasta que se sienta incómodamente llena.

· Come incluso cuando no tiene hambre.

· Come solo  o en secreto.

· Se siente culpable, disgustado, avergonzado o deprimido después de comer mucho.

 

Este trastorno alimentario se trata con asesoría psicológica y nutricional. En el tratamiento es posible que se realicen exámenes de sangre además el tratamiento  ayuda a disminuir y luego ser capaz de detener los incidentes con los atracones, mantener un peso saludable asi como recibir tratamiento por cualquier problema emocional, incluyendo superar sentimientos y manejar situaciones que desencadenen la alimentación desenfrenada. 

 

La asesoría psicológica  involucra hablar con un proveedor de salud mental o terapista, que entienda los problemas de las personas que comen desenfrenadamente. El terapista le ayuda a reconocer los sentimientos y pensamientos que causan que coma de manera desenfrenada y  cómo convertirlos en pensamientos útiles y acciones saludables.  

La asesoría nutricional también es importante para la recuperación. Esta le ayuda a desarrollar planes estructurados de comidas, alimentación saludable y metas de manejo de peso.

Los grupos de apoyo también son un buen recurso para ayudan a canalizar el estrés de la enfermedad, el  compartir con otros que tengan experiencias y problemas en común ayudan a no sentirse solo.

Algunas posibles complicaciones al comer desenfrenadamente, es que a menudo se consumen alimentos que no son saludables y que tienen un alto contenido de azúcar y grasa, así como bajo contenido de nutrientes y proteínas. Esto puede llevar a problemas de salud, tales como colesterol alto, diabetes tipo 2, enfermedad de la vesícula biliar, enfermedad cardíaca, presión arterial alta, dolor articular, problemas menstruales entre otros.

En los siguientes videos podrás encontrar mayor información acerca del tema y el tercer video contiene información más enfocada al  trastorno por atracón como parte de los trastornos de la alimentación.

 



Escribir comentario

Comentarios: 0