· 

BENEFICIOS DEL TRATAMIENTO PSICOLOGICO


Para algunas personas ir al psicólogo es sinónimo de ser una persona débil, pero en realidad, acudir a terapia psicológica  puede ayudar a una persona a ser más fuerte emocionalmente, y  puede aportar herramientas para adaptarse mejor a las situaciones difíciles que pueden presentarse a lo largo de la vida.

 

Esta terapia comprende una relación planificada y confidencial entre un paciente y el profesional capacitado.

Con las terapias  se pueden promover cambios rápidos de conducta, modificaciones de comportamientos tras sucesos que han marcado al paciente, cambios en las relaciones interpersonales y una reestructuración de la personalidad.

 

La terapia no cambia la conducta del paciente por sí sola,  la transformación se da en el paciente en base a las herramientas psicológicas aportadas por el psicoterapeuta. Diversos problemas como ansiedad, depresión, fobias, miedos, inseguridad, crisis ante situaciones estresantes, entre otros, pueden ser tratados con una intervención terapéutica en función de las características personales y circunstancias del paciente. Librar esos trastornos y alteraciones con ayuda psicológica a través de las terapias mejorara la calidad de vida del paciente.

Para lograr estas metas la absoluta confianza en el psicólogo y la cooperación del paciente son los elementos necesarios que ayudaran para que realmente haya un cambio.

 

Además de la superación de la patología presentada, al final de una terapia los pacientes experimentan otros importantes beneficios adicionales.

 

Entre estos beneficios  se encuentra los siguientes:

·Una consecuencia positiva de todo proceso de mejoramiento interior es el fortalecimiento de la autoestima, la aceptación como individuo con todo lo que se es, proporcionara seguridad en sí mismo  retomando la vida y explorando  nuevas y potencialmente mejores oportunidades.

·El paciente al llegar a conocerse mejor y a revelar sus limitaciones, debilidades y fortalezas logrando reconocer las motivaciones profundas que lo hacen actuar y de esta manera obrar en mayor concordancia consigo mismo.

·Una ventaja de la terapia es que lo que el paciente narre a su terapeuta será confidencial, toda la información que brinde estará segura, además de que este deberá ser absolutamente sincero con el profesional  para que la terapia tenga los resultados esperados.

·El conocerse más a uno mismo con el apoyo del psicólogo se podrán alcanzar objetivos que brinden felicidad, además de que se podrán identificar los talentos naturales que todas las personas tienen favoreciendo una mejor calidad de vida.

 

Al final del tratamiento terapéutico los pacientes comprueban que les afectan menos las cosas, y que al incrementarse la tranquilidad mental interior y la relajación en general, se incrementa la sensación de bienestar interior   posibilitando que se esté más tranquilo y relajado en todas las áreas de la vida.

 

 

En los siguientes videos podrás encontrar mayor información acerca del tema:



Escribir comentario

Comentarios: 0