· 

¿A QUIEN ACUDIR, AL PSICÓLOGO, EL PSICOTERAPEUTA, EL PSICOANALISTA O EL PSIQUIATRA?

 

Cuando existe interés por solucionar problemas emocionales acudiendo con un profesionista, quizá haya duda sobre cuál es la mejor opción. ¿Qué diferencias hay entre ellos?, ¿A qué nos podría ayudar cada uno? Para evitar la confusión y conocer las diferencias más significativas entre un psicólogo, un psiquiatra, un psicoterapeuta y el psicoanalista  es necesario conocer el enfoque con el que tratan el fenómeno de la salud mental y por consiguiente abordan la meta de la cura o tratamiento de la enfermedad mental. Esta diferencia tiene que ver en principio con los estudios que realiza cada uno de ellos. El psicólogo, el psicoanalista y el psicoterapeuta, todos ofrecen servicios de terapia psicológica, en cambio el psiquiatra (a menos que haya estudiado también psicología), únicamente ofrece tratamiento farmacológico. 

 

QUE HACE EL PSICÓLOGO

El psicólogo tiene estudios universitarios en psicología y atiende las dificultades psicológicas desde una compresión del comportamiento humano. Realiza el diagnóstico y el tratamiento dándole más importancia a las dimensiones del pensamiento, las afecciones y la conducta, ayudándole al paciente a comprender, resolver las dificultades psicológicas y las relaciones que enfrenta para de este modo obtener bienestar psicológico.

 

 

Los psicólogos están calificados para dar psicoterapia y consejería, realizan pruebas psicométricas y proveen tratamiento para los trastornos mentales y dificultades psicológicas de la vida cotidiana. A diferencia con el psiquiatra, el psicólogo no cuenta con el derecho de prescribir fármacos como tratamiento (a excepción de algunos países en los que sí pueden dar medicamentos). En ocasiones, un psicólogo puede trabajar en conjunto con un psiquiatra que provea un tratamiento fármaco para los trastornos mentales, mientras el psicólogo provea la  psicoterapia.

 

QUE HACE EL PSIQUIATRA

El psiquiatra en cambio tiene una formación en medicina y una especialización en trastornos psiquiátricos, su enfoque generalmente es médico y le da más importancia a los aspectos orgánicos de los trastornos mentales. El psiquiatra utiliza principalmente la farmacología (prescripción de fármacos) para mejorar los síntomas incapacitantes de los trastornos psicológicos, sin embargo algunos también realizan intervención con psicoterapia (esto significa que aprenden técnicas de ciertas psicoterapias, sin que sea necesario la obtención de un título universitario)

Usualmente, el psicólogo se encarga del tratamiento psicoterapéutico y el psiquiatra controla la medicación en caso que sea necesario. Es común que ambos profesionales trabajen de la mano en algunos casos como son la depresión mayor, el trastorno bipolar y el trastorno bordeline.

 

 QUE  HACE EL PSICOTERAPEUTA

Es importante aclarar que el psicoterapeuta tiene una especialización en psicoterapia, la psicoterapia se refiere al trabajo del descubrimiento del yo, el mejoramiento de la calidad de vida y de las relaciones de una persona. 

Existen diferentes enfoques en psicoterapia:

· terapias cognitivo-conductuales

· terapias psicoanalíticas

· terapias psicodinámicas

· psicoterapia sistémica y de familia

· terapia de arte y de juego

· psicoterapia humanista e integrativa

· hipnoterapia

· terapias constructivistas

Un psicoterapeuta puede ser un psiquiatra, un psicólogo u otro profesional de la salud mental, que ha realizado una especialidad en psicoterapia. Cada vez más hay más psicoterapeutas que no cuentan con estudios de psicología, pero que han realizado estudios y especialidad profunda en estas áreas.

 

 

QUE HACE UN PSICOANALISTA

El psicoanalista no necesariamente tiene estudios universitarios de psicología clínica, sin embargo en su mayoría poseen estudios de medicina/psiquiatría, de psicología o bien de filosofía. El psicoanalista tampoco está controlado ni protegido por la ley. Un psicoanalista realiza sus estudios en un instituto privado bajo la enseñanza de uno o varios especialistas. Asimismo, tiene por obligación de seguir él mismo un análisis personal durante varios años, antes de ejercer.

El enfoque que practica el psicoanalista es el análisis, ya sea en diván o en sillón frente a frente. Una de las diferencias principales con los demás enfoques psicológicos es que trabaja a partir del inconsciente,  es decir, postula que no tenemos control voluntario ni consciente del curso de nuestra vida, por lo que resulta necesario un análisis profundo del inconsciente. El tratamiento psicoanalítico explora cómo estos factores inconscientes afectan las relaciones actuales y patrones de pensamiento, emoción y de comportamiento.

 

El padecer un intenso malestar mental y/o emocional y tomar la decisión de llegar a la consulta atravesando muchos obstáculos, prejuicios a veces propios, porque muchas veces se piensa que consultar por una dificultad psicológica es manifestarse como enfermo, cuando no es más que reconocer el propio sufrimiento y no resignarse a él, y cuando se logran superar esos  obstáculos, lo más recomendable es llegar a solicitar estos servicios de salud que darán más estabilidad a  la persona y a su familia.

 

 

 

En los siguientes enlaces podrás encontrar mayor información acerca del tema:



Escribir comentario

Comentarios: 0