· 

BEBER AGUA ¿FRÍA O TIBIA?


Consumir suficiente agua todos los días es esencial para apoyar todas las funciones corporales, incluida la digestión y el metabolismo, eliminar desechos, mantener una temperatura corporal adecuada y conservar los órganos y tejidos saludables sin embargo  existe mucha controversia sobre los efectos del agua fría sobre nuestro organismo y aun muchos piensan que es muy perjudicial.

 

De acuerdo con las tradiciones indias de la medicina ayurvédica, el agua fría puede causar un desequilibrio en el cuerpo y ralentizar el proceso digestivo. El cuerpo tiene una temperatura central de alrededor de 37 ºC y los practicantes ayurvédicos piensan que el cuerpo necesita gastar energía adicional para restablecer esta temperatura después de beber agua fría. En la tradición ayurvédica, el agua fría puede apagar "el fuego" o Agni, que alimenta todos los sistemas del cuerpo y es esencial para la salud.

 

Por otra parte en la medicina occidental, hay poca evidencia científica que sugiera que el agua fría es mala para el cuerpo o la digestión.  No existe ningún estudio en el que se afirme que beber agua fría puede causar enfermedades. Un pequeño estudio de 2013 publicado en la revista International Journal of Clinical and Experimental Medicine investigó los efectos del agua potable a diferentes temperaturas en seis personas deshidratadas, después de un ejercicio suave, en una habitación caliente y húmeda, estos investigadores encontraron que el cambio de la temperatura del agua afectó la respuesta de sudoración de los participantes y la cantidad de agua que bebían. La temperatura óptima del agua en el estudio fue de 16 ° C, que es la temperatura del agua fría del grifo, porque los participantes bebieron más agua y sudaron menos. Los investigadores concluyeron que beber agua a 16 ° C podría ser la mejor temperatura para la rehidratación en atletas deshidratados. Así pues, lo más adecuado al hacer deporte es beber agua a temperatura ambiente, si puede ser, a pequeños sorbos y de forma frecuente. De este modo, el organismo asimilará mejor el agua.  

 

Como anteriormente se había enunciado hasta el momento los problemas que se derivan de beber agua fría son mínimos y aunque existen algunos mitos la realidad es que para algunas personas el beber agua fría no es aconsejable.

Quienes tienen migrañas o sensibilidad dental deberían abstenerse de beber agua fría.

 

· Migrañas: Si se es una persona propensa a las migrañas, se debe saber que al beber agua muy fría se puede llegar a sufrir este dolor. Por lo tanto, si sufres dolores de cabeza con frecuencia es mejor  optar por agua tibia o en su caso fresca, pero nunca beber agua helada.

 

· Sensibilidad dental: Beber agua fría no es lo más apropiado si se  sufre de sensibilidad dental, por lógica al tener los dientes sensibles el agua helada se debería evitar.

 

 

En el caso de beber agua tibia algunos beneficios son los siguientes:

 

· Los nutricionistas opinan que beber agua tibia o caliente es mejor durante las comidas, pues permite que las grasas se disuelvan y fluyan mejor a través del tubo digestivo.

· Beber agua tibia no requiere un gran consumo de energía, por lo cual el cuerpo puede utilizar esta energía  para la digestión.

· El agua caliente estimula las enzimas responsables de desintegrar los alimentos en el estómago y facilita el movimiento intestinal. Por ello se recomienda beber un vaso de agua tibia con limón en ayunas.

· El agua caliente es desintoxicante y se utiliza en las dietas détox, pues ayuda a eliminar los tóxicos del organismo a través de los riñones, de la piel y el sistema linfático, de esta forma, también se purifica la sangre.

· El agua caliente es mejor en procesos de enfermedades del aparato digestivo y durante el período menstrual, pues alivia los calambres.

· El agua caliente, tiene un efecto relajante, por lo que si tu intención es relajarte se debería tomar tibia o caliente, en el caso de beber agua fría ocurre el efecto contrario por lo que si necesitas estar activo un vaso de agua fría  proporcionara mayor energía y un estado de excitación.

 

Así pues, es preferible tomar agua templada a la hora de hacer deporte y después de comer, pero no por ello hay que renunciar a beber agua fría, siempre y cuando se le  tome en el momento correcto. Naturalmente, el grado de temperatura al beber agua dependerá de cada persona, ya que influirán factores como la sensibilidad dental o la tolerancia al frío. Lo importante es hidratarse  con la cantidad correcta de agua cada día así como  incluir un estilo de vida saludable, ejercicio de forma regular y una dieta equilibrada y sobre todo hidratarse con las bebidas adecuadas.

En los siguientes enlaces podrás encontrar mayor información acerca de este tema tan controversial.

 




Escribir comentario

Comentarios: 0