· 

LAS DECISIONES ECOLÓGICAS Y EL FUTURO


La Tierra, el lugar que habitamos hace millones de años, está de cumpleaños y esta celebración no debe pasar desapercibida porque, hoy más que nunca, nuestro único hogar sufre diversas amenazas y nos necesita.

Esta fecha es celebrada por diversos países desde 1970, pero hasta el  2009  fue declarado de manera oficial por las Naciones Unidas.

 

El día internacional de la Madre Tierra es para reconocer que la Tierra y sus ecosistemas son nuestro hogar, y para alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras, es necesario promover la armonía con la naturaleza. Esta fecha también nos brinda la oportunidad para concienciar a todos los seres humanos acerca de los problemas que afectan a nuestro planeta y a los diversos seres vivos que la habitan. Los últimos estragos que ha sufrido el planeta a causa de los incendios forestales en Australia, la invasión de langostas en Kenia y la aparición y propagación a nivel mundial del COVID-19, una pandemia sanitaria mundial con una fuerte relación con la salud de nuestro ecosistema.

 

El cambio climático, los cambios provocados por el hombre en la naturaleza, así como los crímenes que perturban la biodiversidad, como la deforestación, el cambio de uso del suelo, la producción agrícola y ganadera intensiva o el creciente comercio ilegal de vida silvestre, pueden aumentar el contacto y la transmisión de enfermedades infecciosas de animales a humanos (enfermedades zoonóticas).

 

En este Día Internacional de la Madre Tierra  necesitamos un cambio hacia una economía más sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta. Nos preguntamos  ¿Para qué sirven los “días internacionales”? ¿Para qué sirve este día internacional de la Madre Tierra?

 

Según Naciones Unidas, sirve para “sensibilizar, concienciar, llamar la atención, señalar que existe un problema sin resolver, un asunto importante y pendiente en que  los gobiernos, estados y sociedad actúen y tomen medidas”, pero ¿Es preciso esperar a que ellos actúen? Noooooo, definitivamente la solución está en cada uno de nosotros, empezando por gastar menos agua, reciclar, evitar tirar basura en las calles, etc. etc., acciones que está de más repetirlas.   Lo cierto es que estamos dejando un legado de destrucción a las generaciones futuras, es triste seguir viendo cómo se siguen talando árboles, se sigue desperdiciando el agua, se sigue utilizando explosivos en las festividades, se sigue lucrando con las especies, en fin, muchas personas continúan con la necedad aun en esta pandemia, no han despertado a la realidad, estamos destruyendo al planeta, las decisiones que en lo personal tomemos hoy serán el legado para nuestros hijos y quizá tengan la oportunidad de tener una casa como la que nosotros conocimos de niños, en nuestras manos está la solución.

 

En los siguientes videos podrás encontrar mayor información acerca de este tema tan importante:



Escribir comentario

Comentarios: 0