· 

LA PUBLICIDAD IMPRESA ¿REALMENTE ES NECESARIA?


La publicidad tiene tres funciones principales: informar, recordar y persuadir, pero cuando está impresa,  va en contra del modelo de vida sustentable. ¿Cuál ha sido el tiempo de vida del último folleto publicitario en papel que llegó a tus manos?

 

Es posible que durara menos tiempo del que has empleado en recordarlo. La publicidad en formato impreso sigue siendo muy utilizada por las empresas para dar a conocer sus productos y servicios, el problema es que suele realizarse de manera indiscriminada, consume grandes cantidades de papel y termina generando una gran cantidad de residuos.

 

La publicidad es una actividad legítima y necesaria para las empresas que precisan de dar a conocer sus productos y servicios a los clientes potenciales, ¿por qué no recibirla en el buzón electrónico? De este modo se evita, por un lado el consumo de materiales, entre ellos papel, para elaborar un producto cuya vida útil es muy breve, y por otro lado evitamos generar residuos innecesarios.

 

La ideología sustentable se está instalando en la mente de millones de personas en todo el mundo. Todos ellos buscan que se detenga la sobreexplotación de los recursos naturales, y uno de los fines más importantes es evitar la tala desmedida de árboles.  La publicidad impresa es papel y el papel,  proviene de los árboles, además, tener físicamente un impreso genera basura, que a su vez provoca problemas de drenaje, contaminación, daños al medio ambiente e inconvenientes sanitarios, entre otros.

 

La publicidad y propaganda impresa son la forma más notoria de contaminación por su impacto inmediato, creando una sobre estimulación en la gente mediante información indiscriminada y sin contexto, además de los múltiples mensajes que inundan la mirada. Las alternativas digitales, evitan estos daños y  los alcances  superan por mucho cualquier flyer o manta, dando resultados perdurables  medibles para perfeccionarse. 

 

De la mano con esto, el exceso de colores, de información, luces y formas hace que el cerebro se abrume por que la contaminación visual va de la mano con el uso constante de publicidad impresa. Toda la propaganda que vemos en nuestro entorno nos sobre estimula y afecta emocionalmente. Además, está comprobado que es un distractor vehicular peligroso. Tomar conciencia del estado real de nuestro planeta y seguir haciendo los cambios necesario para asegurar un destino mejor para las futuras generaciones es nuestro trabajo, si tienes un negocio evita hacer publicidad impresa, que en su mayoría solo contribuye a aumentar la basura en las calles, todavía tenemos tiempo.

 

 

Los siguientes videos abordan puntos  relacionados a  este tema:



Escribir comentario

Comentarios: 0