· 

¿POR QUE ES TAN IMPORTANTE EL AHORRO?


El ahorro es un hábito que consiste en reservar una fracción de los ingresos que será usada en los planes que se tengan para el futuro. Ahorrar es muy importante para cualquier persona, pues sirve para sortear dificultades económicas o materializar sueños sin necesidad de endeudarse.

 

Hay muchas razones para realizar un ahorro, como comprar una casa, realizar un viaje, gozar de un buen retiro o simplemente atender los imprevistos. Todo aquello que se anhela constituye la mejor motivación para guardar una poco de lo que ingresa, no importando que por pequeño que sea el ahorro, el simple hecho de empezar a constituirlo, genera un hábito que va a permitir lograr  metas y satisfacer deseos Independientemente de los ingresos,  destinar una parte del ingreso  para ahorrar;  semanal, quincenal o mensualmente  apartando  primero el dinero que se va a ahorrar y aplicar lo que queda para pagar los compromisos financieros y gastos adquiridos, es una manera en la que se logrará ahorrar.

Aunque algunas empresas promueven el ahorro por medio de fondos de empleados, no está de más   destinar por lo menos un 10% del ingreso para el ahorro, y mejor aún si hay un motivo específico por el cual va a ahorrar, incluyéndose una fecha  para alcanzar la suma destinada, como en el caso de unas vacaciones.

 

El ahorro representa un soporte para atender cualquier emergencia y  permitir una mejor calidad de vida en el futuro. Es mucho mejor consumir responsablemente en el presente y ahorrar montos fijos hoy, que vivir gastando más de lo que se gana y estar siempre sobre-endeudados.  La otra cara de la moneda, contrario al ahorro es  el pedir constantemente prestado ya sea a familiares, amigos o por medio de las tarjetas de crédito. Con esta última se llega a  creer que se utiliza  una útil herramienta financiera sin embargo la realidad es que solo se está cultivando un pésimo hábito que  debilita mental y económicamente a las personas.

 

Pedir prestado empobrece porque hace dependientes de un sistema falso, se paga lo que se pidió prestado, saliendo ese dinero de los ingresos regulares, así que el pedir prestado o adelantado solo hace que exista la ilusión de que hay más dinero, cuando en realidad el dinero es el mismo siempre.

 

Acostumbrarse a pedir prestado debilita la autoestima, la capacidad de logro y hasta la creatividad,  confunde y hace que sin darse cuenta, se pierda el verdadero control de las finanzas. Cultivar el ahorro en lugar de cultivar las deudas es mucho mejor y más seguro en este mundo que cada vez es más cambiante.

 

 

En los siguientes videos podrás encontrar diferentes puntos de vista sobre cómo hacer posible este buen hábito del ahorro:



Escribir comentario

Comentarios: 0