· 

¿SABIAS… QUE EL ENJUAGUE BUCAL PODRIA DAÑARTE?


El uso de enjuagues bucales ha ido ganando popularidad durante los últimos años como solución para obtener una mejor salud dental. Estos enjuagues bucales se utilizan en la lucha contra las caries, la placa o las bacterias que provocan el mal aliento.  Estos enjuagues  tienen como finalidad neutralizar la actividad de las bacterias que habitan la boca, llegando incluso a eliminarlas en su totalidad.

 

Este efecto es beneficioso solo en el principio, potenciando la higiene dental, pero los microorganismos  que se encuentran en la boca tienen consecuencias simbióticas para la salud de todo el cuerpo que debería tenerse en cuenta. Las bacterias bucales no existen por casualidad,  tienen una importante actividad no solo a nivel bucodental, sino también a nivel circulatorio, por lo que su eliminación podría acarrear complicaciones en determinados casos. El uso de un enjuague bucal en exceso dos o más veces al día, aumenta el riesgo de cáncer, algunas personas que habitualmente fuman o beben alcohol utilizan el enjuague bucal para ocultar el olor, el alcohol en el enjuague bucal ayuda a las sustancias como la nicotina, a penetrar la mucosa oral provocando cáncer. También se produce una sustancia llamada acetaldehído, un carcinógeno que se acumula cada vez que se hacen gárgaras.

 

Algunos expertos  aseguran que el uso de estos enjuagues tiene beneficios para la salud dental, pero su uso no es esencial. Si una persona realiza un buen cepillado tres veces al día y tiene buen control de placa, no hay inflamación ni bolsas periodontales no sería necesario usar enjuagues bucales. En cambio  para quienes tienen problemas de encías o usan ortodoncia  estos enjuagues si están indicados como  tratamientos coadyuvantes  que nunca sustituirán al cepillado.   Por ello hay que usarlos cuando está indicado, no por cuenta propia y por el tiempo que el dentista indique porque no todos los casos son iguales. Un uso prolongado puede tener consecuencias como la aparición de sarro, tinciones dentarias indeseables o problemas mayores.

 

Algunas  marcas de enjuagues bucales contienen ingredientes  que pueden ser dañinos, incluso provocar una intoxicación, sustancias tales como el  Gluconato de Clorhexidina, Etanol (alcohol etílico), Peróxido de hidrógeno, Metilsalicilato por lo que hasta los mismos dentistas han mencionado  que el uso del enjuague con clorhexidina provoca abundancia  de bacterias de la especie de la familia de firmicutes  y proteobacteria, asociándolo con el aumento en la acidez de la saliva, lo que incrementa el riesgo de daño dental. La alternativa para evitar el uso de enjuagues bucales es utilizar una buena técnica de cepillado y enjuagues bucales caseros.

 

En el siguiente enlace podrás encontrar mayor información acerca del tema y también la receta sobre cómo elaborar un enjuague casero con ingredientes más naturales:

 



Escribir comentario

Comentarios: 0