· 

GENERAR MENOS BASURA - 1ª PARTE


El crecimiento de la población trae como consecuencia un aumento de residuos, esta acumulación de residuos es uno de los mayores problemas en  la mayoría de las ciudades del mundo. Una posible solución a esta contaminación al medio ambiente es el generar menos basura. Aunque a  nivel teórico este podría ser el remedio para acabar en parte con el problema de la contaminación, en la práctica esto  se complica,  pues hace falta compromiso, voluntad y buena intención.  De no conseguirlo, nuestras vidas podrían cambiar mucho de aquí a unos años porque todo estará tan envenenado que será imposible acudir a playas y ríos, además que muchas especies se extinguirán con las terribles consecuencias para la vida del ser humano.

 

Aunque hay un porcentaje de personas que practican las “3 R” esto no es suficiente si no se es capaz de reducir la basura en su origen, ya que el proceso de reciclar no va a la par con las enormes cantidades de basura que se generan diariamente.

 

Las siguientes son acciones a tomar en cuenta  para generar menos basura:

 

· Menos empaques, menos basura: Al hacer las compras se puede procurar reducir la cantidad de empaques de las cosas que se adquieren. Se pueden utilizar botes de cristal, bolsas reutilizables o cajas de cartón, además comprar a granel es  más barato y se puede almacenar  en diversos recipientes.

· Crea tu propia composta: No todo los residuos que se tiran a la basura, deben acabar ahí. Las cáscaras de frutas, plantas secas, restos de café o té y cascarones de huevo pueden servir para crear composta y utilizarla  como abono para las plantas o jardín, gracias a la composta se le puede devolver los nutrientes a la tierra.

· Di NO a las bolsas de plástico: Usar bolsas ecológicas para ir al mercado o al súper es  una de las mejores opciones que utilizar bolsas de plástico que tardan  miles de años para biodegradarse.

· Reutilizar  toallas y sábanas: Cuando estas son 100% algodón, no sólo ayudan al medio ambiente sino a la piel también. Cuando ya no se quieran utilizar se pueden cortar para hacer pedazos más pequeños y aprovecharlos como trapos para limpiar muebles, ventanas y toda la casa.

· Antes de comprar, piénsalo dos veces: Si queremos tener un planeta con menos desechos el evitar comprar compulsivamente es una buena opción,  no todo lo que nos agrada es necesario.

· Procura elaborar tus productos de limpieza: Existen infinidad de recetas caseras que además de evitar tantos envases y empaques no contienen químicos que afectan la salud. Uno de ellos se prepara tan solo mezclando agua y vinagre con el que se  pueden limpiar ventanas, espejos, vitrinas y cristales.

· Reparar antes de tirar a la basura: En algunos casos intentar reparar las cosas antes de tirarlas a la basura podrá extender la vida útil del objeto.

· Comprar usado, vender usado, donar lo usado: En algunas situaciones conviene más comprar algo usado en vez de algo nuevo. También hay cosas que aunque pareciera que no sirven,   a alguien más sí le pueden servir. Vender esas cosas en tiendas de segunda mano o mejor aún, donarlas ayuda a generar menos basura.

 

Convertir el día a día en oportunidad para salvaguardar nuestro planeta podrá permitirnos seguir realizando actividades al aire libre y disfrutar de la naturaleza, es todo un reto cambiar pero el resultado preservara nuestra existencia.

 



Escribir comentario

Comentarios: 0