· 

¿SABIAS…QUE ES EL MINIMALISMO?


El término minimalista se refiere a cualquier cosa que haya sido reducido a lo esencial, es un estilo de vida, una elección,  es ser capaz de vivir con poco.  Si  tienes demasiadas cosas, demasiados compromisos, demasiadas preocupaciones y obligaciones lo más seguro es que se te dificulte estar en calma y vivas en un estrés constante.

 

Centrarse en lo que de verdad es importante  eliminando todo lo demás ayuda a conseguir equilibrio, como consecuencia se evita depender de  condiciones externas para ser feliz y avanzar en el proyecto de vida. Cada quién decide lo que es  importante,  pero buscar la calma o felicidad en lo que se posee es una forma de esclavitud.

 

Lo contrario a ser minimalista es ser una persona que tiende a acumular cosas, a ser perezoso, a procrastinar, a ser más desordenado tanto con sus cosas, como en la vida en general y pensamientos.

El minimalismo es simple, pero requiere deshacer patrones de pensamiento, requiere de un autoanálisis profundo y un ejercicio de desapego emocional importante, pero que vale la pena  intentarlo.

 

¿Cómo iniciarse en este estilo de vida?

Las siguientes son medidas para tomar en cuenta quien desea vivir de un modo más sencillo.

 

1. Elimina todo lo que no hace falta: se pierde tanto tiempo buscando, limpiando y manteniendo  las cosas acumuladas quizá a veces desde la infancia, esas cosas  atrapan e impiden avanzar y mejorar.

Algunas preguntas para facilitar el deshacerse  de cosas podrían ser: ¿De verdad lo necesito? ¿Lo he usado en el último año? Si la respuesta es no estos objetos se pueden donar o vender.

 

2. No te apegues a los cosas: a veces se piensa  que se le tiene cariño a los objetos sin embargo a quien se le tiene cariño es a los recuerdos que el objeto trae. Si es muy difícil deshacerse de ellos, una buena opción es tomar una  foto, escribir los recuerdos y sentimientos y tenerlos para verlos en el ordenador. Es importante  recordar que los recuerdos están en uno,  no en las cosas.

 

3. Orden y simplicidad en casa para evitar complicarse la vida: Cada objeto que se tenga debe tener un uso concreto y un lugar que le corresponda, de esta forma será más fácil y rápido encontrar las cosas y se  podrá ser más ordenado.

 

4. Controlar las compras: Una vez que se ha  hecho limpieza y solo se tiene lo que de verdad se utiliza, de nada servirá volver a comprar compulsivamente ya que se estará de nuevo en el mismo punto. Intentar aplicar la regla de “entra una cosa, sale otra cosa”, de esta manera se evita volver a acumular.

 

5. Digitaliza todo lo que puedas: Un buen truco para deshacerte de algunas cosas es tomarles una foto. Por ejemplo puedes tomar fotos a documentos, facturas, tickets, cartas y guardarlo todo en una carpeta en el ordenador. En el ordenador, se también minimalista con los archivos. No guardando todo lo que no necesitas “por si acaso”

 

6. Simplifica la Tecnología, es decir evitar acumular dispositivos: Tener los justos que se necesiten a ser posible que sirvan para varias cosas a la vez. Por ejemplo, ¿necesitas un mp3, un iPod, un cel? Quizás no, puede que sólo con el celular puedas hacer todo lo que de verdad necesitas y estarás ahorrando dinero que podrás usar para otros usos como un viaje, excursión etc.

 

7. Controla y disminuye el consumo de información: a veces sin damos cuenta nos pasamos el día expuestos a una gran cantidad de información y distracciones que no  aportan nada y hacen perder tiempo y atención.

Al disminuir  el tiempo de televisión, redes sociales,  móvil podrás  notar la diferencia en la atención y calma así como enfocarse en lo que de verdad se quiere conseguir.

 

8. Valorar el tiempo: seleccionar los compromisos, aprender a decir  “No” y aprender a ser más productivo, ayudara a concentrarse en los objetivos o proyectos. Y aunque se tengan muchas ideas y proyectos en mente, encaminarse  en 1 o 2 sirve para avanzar más rápido. Además no hacer las cosas por obligación o compromiso, evitando  complacer a todo el mundo.  Ser fiel a uno mismo y  aprender a decir “no” de forma asertiva para que la otra persona no se sienta ofendida.

 

9. Elegir acumular experiencias en lugar de cosas: centrar la vida en las experiencias, en las relaciones y en las cosas que te hagan aprender y mejorar. Prueba, experimenta, viaja y vive intensamente. Es la única forma de conocerte mejor y sentirse realizado. Tener cosas que contar, enseñar y compartir de anciano y no solo dejar objetos acumulados.

 

10. Cambiar los pensamientos negativos: evitar estar pensando y dándole vueltas a las cosas, creando problemas que no existen o pensando en el pasado, eso no es minimalismo. Centrarse en lo que de verdad es importante y no tanto en el pasado o lo que aún no ha ocurrido no merece la preocupación. Aprender a meditar para estar más calmado, más presente y así encontrar el equilibrio emocional.

 

Poseer bienes materiales no es malo, pero perjudicar la salud, las relaciones y las pasiones por acumular desde objetos hasta ideas es no  vivir el presente, es no disfrutar de las pequeñas cosas,  es no hacer lo que te gusta, lo que te aporta. Simplificar y la vida será mucho más sencilla y plena.

 

 



Escribir comentario

Comentarios: 0